Publicidad

AP News

WASHINGTON (AP) – La farmacéutica Merck pidió a los reguladores estadounidenses el lunes que autorizaran su píldora contra el COVID-19 en lo que agregaría un arma completamente nueva y fácil de usar al arsenal mundial contra la pandemia. Si la Administración de Drogas y Alimentos lo aprueba, una decisión que podría tomarse en cuestión de semanas, sería la primera píldora demostrada para tratar el COVID-19.

Todos los demás tratamientos contra la enfermedad respaldados por la FDA requieren una vía intravenosa o una inyección. Una píldora antiviral que las personas pudieran tomar en casa para reducir sus síntomas y acelerar la recuperación podría resultar revolucionaria, aliviando la abrumadora carga de casos en los hospitales de EE. UU.

Y ayudando a frenar los brotes en los países más pobres con sistemas de atención médica débiles. También reforzaría el enfoque doble de la pandemia: tratamiento, mediante medicación, y prevención, principalmente mediante vacunas.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.