Publicidad

Milenio

Horas antes de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, se proyectó sobre el Palacio Nacional la leyenda «México feminicida», en lo alto del edificio rebasando la valla metálica que se colocó «para evitar provocaciones».

Pasadas las 19:00 horas, grupos de mujeres se pronunciaron en contra de las acciones que tomó el gobierno federal de colocar bardas en edificios y monumentos en la capital. Con micrófono y bocina dirigieron al presidente exigencias de justicia y seguridad para las mujeres del país. Frases como «Aborto legal, ya» y «Un violador no será gobernador» permanecieron proyectadas aleatoriamente sobre el recinto por varios minutos.

Seguido de aplausos y cánticos, este acto cerró con el pase de lista de aquellas mujeres que ya no están para pelear por sus derechos. A lo largo de la tarde, se han colocado en este muro veladoras, flores, pancartas y listones, para honrar a las víctimas que feminicidio y ataque con ácido.

Las pintas rebasaron la zona metálica y continuaron en el pavimento. Los edificios aledaños al Zócalo capitalino también se iluminaron de morado en conmemoración del 8M. A pocas horas de iniciar la marcha, el muro que se extiende desde Palacio Nacional hasta la Catedral, pasó de ser una barrera a un memorial para las víctimas. El primer cuadro de la ciudad fue escenario de protestas pacíficas un día antes de la movilización masiva por los derechos de las mujeres.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.