Publicidad

KSBY Noticias

Cal Poly pronto albergará a 4.300 estudiantes, la mitad del número que suele vivir en el campus.

La mudanza para el trimestre de otoño está actualmente en proceso.

«Estoy muy emocionado», dijo la estudiante Bailey Frost. «Quiero decir, es hermoso aquí. El campus es increíble, así que estoy muy emocionado».

El período de mudanza es de 10 días este año.

«Normalmente, hacemos todos los estudiantes de primer año en aproximadamente un período de 24 horas. Hemos tomado a los estudiantes de primer año y los hemos distribuido en 5 días y a nuestros estudiantes continuos en otros 5 días», dijo Keith Humphrey, vice Presidente de Asuntos Estudiantiles.

El viernes, se mudaron alrededor de 675 estudiantes.

«Creo que la mudanza fue realmente sencilla», dijo la estudiante Caitlyn Perillo. «Me alegro de que hayamos podido extender los horarios de check-in».

«Fue muy fácil», dijo otra estudiante, Grace Ralston. «Honestamente, creo que con todo lo que está sucediendo, la mudanza es más fácil».

El sábado, cerca de 900 harán lo mismo. El día más ajetreado será el próximo martes con 1.200 Mustang programados para llegar.

Este año, solo dos padres o simpatizantes pueden ayudar con el proceso.

«Nos tomaron la temperatura y había una lista de síntomas que teníamos que decir que no teníamos, así que me sentí muy segura al respecto», dijo la madre Natalie Perillo.

Para mudarse, los estudiantes deben dar negativo en la prueba de COVID-19 dentro de las 72 horas.

Aquellos que no pueden hacerse una prueba, pueden ir al Centro de Salud para Estudiantes y obtener los resultados en varias horas.

«Estamos evaluando diariamente a menos del 10 por ciento de los estudiantes que por cualquier motivo en su comunidad local o aquí no pudieron obtener una prueba antes», dijo Humphrey.

La universidad dice que todas esas pruebas del campus han resultado negativas hasta ahora.

«Hemos estado en comunicación con varios estudiantes que, como parte del requisito de las pruebas previas a la llegada, se enteraron de que eran positivos», agregó Humphrey.

A esos estudiantes se les ha pedido que se queden en casa.

177 espacios de apartamentos también se han reservado para aislamiento y cuarentena si los estudiantes en el campus dan positivo.

«Me alegro de poder estar todavía aquí en el campus», concluyó Perillo.

La mudanza continuará hasta el 13 de septiembre. Las clases comienzan al día siguiente.

Cal Poly dice que hasta ahora, la universidad tiene conocimiento de 63 estudiantes, profesores o personal que dieron positivo por COVID-19. Cincuenta y siete de ellos están en el condado de San Luis Obispo.

49

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.