Publicidad

Telemundo Noticias

Encuestas indican que uno de cada tres hispanos, en promedio, dudan si recibir la vacuna contra el coronavirus o no quieren hacerlo. Un experto explica que «la vacunación generalizada es una de las formas más potentes y eficaces de frenar, si no detener» el virus, y de evitar que se propague en nuevas variantes potencialmente más peligrosas.Un informe de los Centros para el Control y Prevensión de Enfermedades reveló un dato preocupante: muchos ciudadanos estadounidenses siguen dudando en vacunarse contra el COVID-19. Entre ellos, hay también muchos hispanos.

Los jóvenes, las mujeres, los adultos negros, los residentes en áreas rurales, así como quienes tienen menor educación e ingresos y quienes no cuentan con seguro médico, según datos que los CDC recabaron entre septiembre y diciembre. Los datos de los CDC coinciden con una encuesta de la agencia de noticias The Associated Press, realizada con el Centro NORC de Investigación en Asuntos Públicos.

El sondeo reveló que, pese a que el 67% de los entrevistados aseguró tener previsto vacunarse o ya lo ha hecho, el 15% dijo que estaba seguro de que no lo haría y el 17% aseguró que probablemente no lo haría. Entre los hispanos, los que dudan o no quieren ponerse la vacuna son hasta un 35%, según esta encuesta.

Los CDC indican que, a fecha del pasado diciembre, la porción de población latina reacia a la posibilidad de vacunarse era parecida (un 32%). Además, esta encuesta y el informe de los CDC coinciden en que la resistencia a vacunarse es mayor entre los más jóvenes, las personas sin título universitario, las personas negras y los republicanos. Según los CDC, las preocupaciones más comunes de quienes dijeron en diciembre que no pensaban vacunares fueron: los efectos secundarios (30%), la falta de confianza en el Gobierno (12%) y la preocupación de que las vacunas se desarrollaran demasiado rápido (10%).Según la encuesta de AP, muchos están preocupados por los efectos secundarios (el 65%), un 38% aseguró que no cree necesitar la vacuna, y otra proporsión similar señaló que no sabe si la vacuna funcionará y que no confía en el Gobierno.

La encuesta fue realizada a 1,055 adultos, entre el 28 de enero y el 1 de febrero. El principal experto en enfermedades infecciosas del país, el doctor Anthony Fauci, dijo anteriormente que entre el 70 y el 85% de las personas en el país deben vacunarse para detener la pandemia que hasta la fecha a matado a más de 473,000 personas, según datos de nuestra cadena hermana NBC News. También señaló que es necesario acelerar la vacunación frente a la propagación de nuevas variantes más contagiosas. Las últimas pruebas indican que las dos vacunas que se utilizan en EE.UU. —a de Pfizer y la de Moderna— son eficaces incluso contra las variantes, precisó Fauci. «Será necesario vacunar a una proporción bastante grande de la población antes de ver un efecto real», aseguró a The Associated Press William Hanage, experto de la Universidad de Harvard en la dinámica de las enfermedades.

Que solo un 67% de los estadounidenses quiera vacunarse es insuficiente, destaca. Hasta ahora, cerca de 33.7 millones de personas han recibido una dosis (un 10% de la población) y 10.5 millones gan recibido las dos dosis, según los CDC. «Garantizar una cobertura de vacunación elevada y equitativa entre todas las poblaciones, incluso abordando los motivos por los que no se quiere vacunar, es fundamental para prevenir la propagación del COVID-19 y poner fin a la pandemia», advirtieron los autores del estudio de los CDC. «El tiempo es esencial. A medida que las nuevas variantes de este coronavirus, potencialmente más peligrosas, se extienden a nuevas regiones, la vacunación generalizada es una de las formas más potentes y eficaces de frenar, si no detener, la propagación del virus», destacó Michael F. Collins, profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.