Publicidad

Milenio Noticias

Desde hace siete meses comenzó la extorsión. El derecho de piso para que pudiera operar sin ningún problema el restaurante en Salamanca era de 50 mil pesos a la semana.

Los mensajes venían de personas que decían ser como integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación, en respuesta se presentaron dos denuncias ante la Fiscalía de Justicia de Guanajuato, pero no hubo respuesta, y la noche de este domingo ocurrió lo que el gobernador calificó de un acto terrorista que dejó como saldo dos muertos.

Esto lo contaron a MILENIO, familiares de uno de los socios del bar Barra 1604, quienes anunciaron que mejor han decido cerrar el establecimiento, mientras que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) descarta que el explosivo haya sido una granada y ya investiga composición del regalo bomba.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.