Publicidad

Univision

Varias empresas del presidente Donald Trump y de su yerno, Jared Kushner, aparecen como beneficiadas en la lista de «pequeños negocios» que obtuvieron ayudas de los programas Protección de Salarios (PPP) y Desastre por Perjuicio Económico (EIDL) que el Congreso y el gobierno federal pusieron en marcha en primavera como salvaguarda ante el impacto económico de la pandemia del coronavirus.

Esa es la conclusión del análisis que ha hecho la NBC de los documentos que publicó el martes por la noche la Administración de Pequeños Negocios después de meses de litigación por parte de la cadena y otros diez medios de comunicación para obtener tales datos. Se trata del detalle de cómo se asignaron más de 700,000 millones de dólares en préstamos, diseñados para que las empresas pudieran hacer frente a gastos como salarios, renta, suministros y pagos de intereses hipotecarios durante los cierres y restricciones de la pandemia.

Según el recuento de la NBC, más de 25 préstamos del programa PPP, con un valor superior a 3.65 millones de dólares, se asignaron a negocios con dirección en propiedades de Trump y Kushner, es decir, que les pagan renta. Además, los préstamos a propiedades de Trump y Kushner incluyeron uno de 2,164,543 dólares a Triomphe Restaurant Corp., ubicado en el Hotel Trump de Nueva York. La empresa reportó que no destinó ninguna partida a mantener empleos y terminó cerrando.

También, la empresa LB City Inc, localizada en el Bungalow Hotel de Kushner en New Jersey, recibió un préstamo de 505,552.50 dólares, que utilizó para mantener 155 puestos de trabajo. El análisis revela también que dos arrendatarios de la Trump Tower recibieron más de 100,000 dólares y solo mantuvieron tres empleos. Asimismo, cuatro arrendatarios de un edificio de Kushner en la Quinta Avenida de Nueva York recibieron un total de 204,000 dólares y solo preservaron 6 empleos.

Errores y dudas Otro de los aspectos dudosos que señala la NBC es que falta precisión en los datos: más de 100 préstamos se hicieron a empresas de las que no se indicó el nombre y hay errores en las anotaciones de fechas y números de teléfono. Además, más de 300 empresas aparecen como beneficiarias de más de 10 millones de dólares en préstamos a través de subsidiarias, mientras que según la normativa ese era el máximo por entidad, salvo las de los sectores alimenticio, de restauración y hotelero. Un aspecto que siempre fue controvertido en estos préstamos es el de la definición de «pequeño negocio», que terminó establecido en un máximo de 500 empleados, a pesar de que el 98% de los pequeños negocios del país tienen menos de 100 empleados.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.