Publicidad

Los Ángeles Times

Citando el rápido ritmo de propagación del coronavirus en algunas partes de California, el gobernador Gavin Newsom ordenó el domingo a siete condados, incluido Los Ángeles, que cierren inmediatamente los bares y locales nocturnos que están abiertos y recomendó que otros ocho condados actúen por su cuenta para cerrar esos negocios.

La decisión, una señal de creciente preocupación por los nuevos casos de COVID-19, se anunció en un comunicado emitido por la directora de salud pública del gobernador, la Dra. Sonia Angell. Los bares en siete condados se ven inmediatamente afectados por el orden estatal: Los Ángeles, Fresno, Kern, San Joaquín, Tulare, Kings e Imperial.

Los funcionarios estatales han pedido a otros ocho condados que emitan órdenes de salud locales para cerrar bares: Contra Costa, Santa Clara, Sacramento, Riverside, San Bernardino, Ventura, Santa Bárbara y Stanislaus.

«COVID-19 todavía está circulando en California y en algunas partes del estado, cada vez más fuerte», dijo Newsom en un comunicado por escrito. «Por eso es fundamental que tomemos este paso para limitar la propagación del virus en los condados que están experimentando los mayores aumentos».

Aunque los bares actualmente no están abiertos en cuatro de los condados (Contra Costa, Santa Clara, San Joaquín e Imperial), la acción cita datos de salud locales que deberían mantener cerrados esos establecimientos, dijeron funcionarios estatales.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, escribió en un tweeter que apoyaba la orden del gobernador

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.