Publicidad

Telemundo Noticias

Sotero Cirilo duerme en una pequeña tienda de campaña azul bajo un puente de la vía del tren en Elmhurst, en el barrio neoyoquino de Queens. Este inmigrante mexicano de 55 años solía ganar 800 dólares a la semana en dos restaurantes de Manhattan, pero cerraron cuando empezó la pandemia de COVID-19. Meses después ya no pudo pagar el alquiler de su habitación en el Bronx, y después perdió otra en Queens a la que se mudó. «Nunca pensé que acabaría así, como estoy hoy», dijo con los ojos llenos de lágrimas.

La economía se recupera ahora que lo peor de la pandemia parece quedar atrás: las peticiones semanales de ayuda por desempleo cayeron por primera vez por debajo de 500,000 la semana pasada, según el dato conocido este miércoles. Pero no todos se están benefiando por igual. Cirilo, que habla una lengua indígena llamada tlapanec, forma parte de un número cada vez mayor de inmigrantes que lo han perdido todo debido a la pandemia, según denuncian organizaciones sin ánimo de lucro.

Trabajaban en sectores muy afectados -como los restaurantes, hoteles o construcción- y la falta de ingresos ha repercutido en su capacidad para pagar las necesidades básicas como comida y alquiler, dejándoles en la calle. El desempleo entre los inmigrantes hispanos se ha duplicado en Estados Unidos, pasando del 4.8% en enero de 2020 al 8.8% en febrero de 2021, según el Migration Policy Institute.

Estas cifras no tienen en cuenta el estatus migratorio, pero activistas y trabajadores sociales de Nueva York o California afirman que los inmigrantes más vulnerables son los que no cumplen los requisitos para recibir ayudas. «He visto un aumento de campamentos de inmigrantes sin hogar en Queens. Cada uno tiene cinco o seis tiendas de campañas», dijo Yessenia Benítez, trabajadora social de 30 años que ayuda a estos grupos. «Se están adaptando, recolectando botellas, pero son gente trabajadora. Quieren contribuir a la sociedad. Y antes de la pandemia estaban haciéndolo, algunos de ellos pagaban impuestos», agregó Benítez.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.