Publicidad

La novela Lionel Messi llegó a su fin, y es que el argentino reconoció que sí quería marcharse, pero confirmó que se quedará en el FC Barcelona debido a que su amor por el club blaugrana no le permite llevar el caso a los tribunales. Sin embargo, dejó abierta la posibilidad de marcharse una vez que termine su contrato.

“Ahora voy a seguir en el club porque el presidente me dijo que la única manera de marcharme era pagar la cláusula de 700 millones, que eso es imposible, y que luego había otra manera que era ir a juicio. Yo no iría a juicio contra el Barça nunca porque es el club que amo, que me dio todo desde que llegué, es el club de mi vida, tengo hecha aquí mi vida, el Barça me dio todo y yo le di todo, jamás se me pasó por la cabeza llevar al Barça a juicio”, confesó el astro argentino en una entrevista para el portal Goal.

Messi señaló que la humillación sufrida ante el Bayern Múnich en la Champions League solo fue la gota que derramó el vaso, pues desde hace tiempo no ve un proyecto claro en el Barça.

“Primero porque después de la derrota de Lisboa fue muy duro. Sabíamos que era un rival muy difícil, pero no que íbamos a terminar de esa manera, dando esa imagen tan pobre para el club y para el barcelonismo. Dimos muy mala imagen. Estaba mal, no tenía ganas de nada. Quería que fuera pasando el tiempo para después salir a aclarar todo.

“Le dije al club, sobre todo, al presidente, que me quería irSe lo llevo diciendo todo el año. Creía que era el momento de dar un paso al costado. Creía que el club necesitaba más gente joven, gente nueva y pensaba que se había terminado mi etapa en Barcelona sintiéndolo muchísimo porque siempre dije que quería acabar mi carrera aquí. Fue un año muy complicado, sufrí mucho dentro de los entrenamientos, en los partidos y en el vestuario. Se me hizo muy difícil todo y llegó un momento que me planteé buscar nuevos objetivos, nuevos aires. No vino a causa del resultado de Champions ante el Bayern, la decisión llevaba pensándola mucho tiempo”.

Messi admitió que se queda dolido por todo lo que se habló entre los medios y aficionados, ya que su prioridad siempre fue darle lo mejor a la escuadra culé, inclusive, hasta el final de su carrera.

“Siempre antepuse el club antes que cualquier cosa. Tuve posibilidad de irme del Barça muchas veces. ¿El dinero? Todos los años pude irme y ganar más dinero que en el Barcelona.

“Siempre dije que quería acabar aquí y siempre dije que me quería quedar aquí. Que quería un proyecto ganador y ganar títulos con el club para seguir agrandando la leyenda del Barcelona a nivel de títulos. Y la verdad que hace tiempo que no hay proyecto ni hay nada, se van haciendo malabares y van tapando agujeros a medida que van pasando las cosas”.

Messi contó cómo fue la reacción de su familia al conocer su decisión y también aseguró que, Josep Maria Bartomeu, presidente del Barcelona, le había dado la libertad de irse del club al término de la temporada, insinuando que no cumplió con su palabra.

“Cuando le comuniqué esto a mi mujer y mis hijos fue un drama bárbaro. Toda la familia llorando, mis hijos no querían irse de Barcelona, ni querían cambiar de colegio. Miré más allá y quiero competir al máximo nivel, ganar títulos, competir la Champions. La puedes ganar o perder, porque es muy dificil, pero hay que competir. Por lo menos competirla y que no nos pase lo de Roma, lo de Liverpool, lo de Lisboa.

“Todo eso hizo me llevó a pensar esa decisión que no llevé a cabo. Volvemos al principio…Yo pensaba y estábamos seguros que quedaba libre, el presidente siempre dijo que a final de temporada yo podía decidir si me quedaba o no y ahora se agarran a que no lo dije antes del 10 de junio cuando resulta que el 10 de junio estábamos compitiendo por la Liga en mitad del virus este de mierda y de esta enfermedad que alteró todas las fechas. Y este el motivo por el que voy a seguir en el club”, relató

Screen Shot 2020-09-04 at 10.39.14 AM

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.