Publicidad

Univision Noticias

La agencia de las Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR) expresó su preocupación por los»vuelos de “deportación” de inmigrantes activados la semana pasada por el gobierno de Joe Biden y advirtió que los afectados corren el riesgo de regresar a los mismos lugares de honde huyeron para salvar sus vidas. La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados “expresa su preocupación por la nueva práctica de Estados Unidos de trasladar en avión hacia el sur de México a personas solicitantes de asilo y migrantes que han sido expulsados en virtud de una orden de salud pública”, dijo Matthew Reynolds, representante del organismo para Estados Unidos y el Caribe.

Reynols agregó que “las personas o las familias a bordo de esos vuelos, que puedan tener necesidades urgentes de protección, corren el riesgo de ser devueltas a los mismos peligros de los que han huido en sus países de origen en Centroamérica, sin ninguna oportunidad de que se evalúen y atiendan esas necesidades”. A finales de julio el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), anunció la reanudación del programa de deportaciones expeditas de ciertas familias de inmigrantes que no califican para pedir asilo o ser expulsados por el Título 42 del Código de Estados Unidos.

Tres días después dijo que los primeros vuelos a México se habían llevado a cabo. La deportación expedita (expedited removal), dijo el DHS, “proporciona un procedimiento legal y más acelerado” para expulsar del país aquellas unidades familiares “que no tienen una base bajo la ley estadounidense para estar en Estados Unidos”. La medida también se aplica a los extranjeros inadmisibles bajo la Sección 212 de la Ley de Inmigración, que involucra a aquellos que han cometido crímenes y las autoridades de inmigración determinan son una amenaza a la seguridad pública y nacional de Estados Unidos.

Entre las faltas se incluye fraude, uso de documentos falsos, cargos por tráfico de drogas, tráfico de personas, incumplimiento del pago de manutención, cargos por DIU, estafa y soborno, entre otras. El regreso después de una deportación también es motivo de una expulsión acelerada. El Título 42 -una vieja regla que data de 1944- fue activada por el gobierno anterior como parte de las medidas de seguridad sanitaria para frenar y evitar la propagación de la pandemia del coronavirus.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.