Publicidad

Telemundo noticias

Si bien la mayoría de los padres dieron una calificación alta a la educación en línea que se ofrece durante la cuarentena, el 25% respondió que está preocupado que sus hijos no estén bien preparados para el próximo año escolar, según una encuesta que realizó entre 5,900 padres el Centro Dornsife de Investigación Económica y Social (CESR) de la Universidad del Sur de California (USC).

El 35% de los padres latinos advirtió que la enseñanza que recibían sus hijos era de menor calidad.

“A medida que los estudiantes permanecen en casa por el resto del año escolar, estamos preocupados y rastrearemos los factores que podrían exacerbar las desigualdades económicas, raciales y de género existentes”, dijo Anna Saavedra, investigadora del CESR.

El sondeo muestra una marcada brecha digital: el 66% de los hogares con un ingreso anual menor de 25,000 dólares tienen computadoras y acceso a internet. En contraste, al menos 91% de las familias que ganan más de $75,000 anuales tienen las herramientas necesarias para la educación en línea.

Por su parte, un estudio de Brainly, una comunidad de aprendizaje en línea, se enfocó en los padres, concluyendo que los cierres de las escuelas los pusieron en serios aprietos. El 41% dijo que su productividad laboral bajó y el 24% respondió que ha tenido que trabajar hasta tres horas extras sin paga cada día para compensar el tiempo que dedica a las tareas de sus hijos.

Tantos como el 84% cree que este cambio afectará negativamente el aprendizaje de sus hijos y el 61% teme que trunque sus aspiraciones profesionales. Casi el 80% dijo que está estresado por las tareas.

Otro análisis del Centro de Investigaciones Pew encontró que la mayoría de los padres de estudiantes de kínder al grado 12 (64%) expresaron “alguna preocupación tengan un rezago en su escuela” y el 28% comentó que estaba “muy preocupado” de que eso sucediera.

A pesar de estas inquietudes, algunos prefieren que el año académico inicie hasta que no haya dudas de que las escuelas son seguras. “Noooo” y “Es demasiado pronto”,respondieron muchos padres a la pregunta, en la cuenta de Instagram del programa Edición Digital de Univision, de si estaban dispuestos a enviar ya a sus hijos a la escuela si concluía ya la cuarentena en sus ciudades.

La educación en línea también ha sido un reto para los profesores. “Hubo problemas al principio, pero a medida que pasa cada semana mis alumnos se sienten más cómodos, yo me siento más cómoda”, dijo Lorna Palmer, profesora de sexto grado de la secundaria magnet Robert E. Peary, en una conversación en línea difundida en la cuenta de Twitter del Distrito Escolar de Los Ángeles.

La directora del instituto, Christina Green, reconoció en la misma conversación que “comenzamos sin saber cómo hacer mucho de este trabajo”. Ella contó que organizó una charla virtual con padres de familia y que uno de ellos le enseñó cómo grabar la reunión. “Estamos aprendiendo”, dijo Green.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.