Publicidad

Milenio

En estos días, se repite la misma pregunta en Google: “¿dónde consigo un tanque de oxígeno?” Por ejemplo, la familia Pereyra, que lleva días buscando desesperadamente un tanque de oxígeno para uno de sus integrantes quien necesita de respiración asistida debido al covid-19. “Buscamos en páginas de internet, en muchas nos decían que estaban agotados, en otras los precios eran excesivos; llegamos a encontrar tanques de oxígeno hasta en 22 mil pesos y concentradores en 32 mil”, relata Antonio, uno de sus integrantes.

Derivado del incremento en el número de contagios, familiares y pacientes investigan a través de Google algún establecimiento donde puedan conseguir un tanque o concentrador de oxígeno, lo que ha provocado un aumento de la tendencia de búsqueda de estos recursos en un 200 por ciento en las últimas semanas. Las búsquedas derivadas de la pandemia ya se reflejan en las tendencias del buscador, que muestra que conceptos como “‘tanque de oxígeno” o “concentrador” han llegado a niveles históricos en diciembre y enero; nunca, desde que Google tiene registros tantos mexicanos habían realizado esta búsqueda.

La data llega hasta 2004. Antonio Pereyra, su madre y abuela dieron positivo a SARS-CoV-2 al mismo tiempo y pese a que les preocupaba la salud de la abuela por su edad y comorbilidades, Antonio fue quien requirió de tanque un oxígeno, ya que se le dificultaba respirar. La familia Pereyra, como muchas otras en la Ciudad de México, se enfrentaron a la escasez y los altos precios de los tanques y concentradores de oxígeno que debido a la alta demanda llegan a superar los 30 mil pesos en diferentes páginas web.

Luego de diversas búsquedas en páginas web y grupos de redes sociales, la salud de Antonio comenzó a deteriorarse, por lo que la familia decidió conseguir el tanque al precio que fuera necesario, pero no fue hasta que una amistad se ofreció a prestarles un tanque, lo que permitió salvar la vida de Antonio. “Como ya me faltaba el aire, mi mamá me dijo que no importaba el precio, que lo compráramos. De casualidad, una amiga de la escuela me comentó que su abuelo tenía uno de reserva y me lo prestó durante los ocho días”. Botón de alerta En la Ciudad de México, el aumento de casos positivos y la saturación hospitalaria de más del 85 por ciento, provocó que la obtención de un tanque o concentrador de oxígeno sea una cuestión de vida o muerte para aquellos pacientes positivos e investigan a través de la web la forma de adquirirlos.

De acuerdo con las tendencias de Google, las búsquedas sobre la compra o renta de tanques de oxígeno en la Ciudad de México aumentaron hasta en un 200 por ciento las últimas semanas; incremento proporcional al repunte del 109 por ciento en los casos positivos de covid-19. Mientras que en el mes de noviembre la Secretaría de Salud registró 52 mil 314 casos, durante diciembre se reportaron 109 mil 131 nuevos casos, es decir más de 56 mil casos más, equivalente a un crecimiento del 109 por ciento.

Al igual que el primer pico de la pandemia registrado en el país, en los meses de mayo y junio los usuarios de la Ciudad de México empezaron a buscar con mayor frecuencia sobre tanques de oxígeno. En el caso del Estado de México hasta el 16 de enero se registró un total de 167 mil 190 casos positivos, de los cuales 27 mil 853 se registraron en las últimas cuatro semanas. En esta entidad la búsqueda de concentradores de oxígeno presentó un aumento puntual a partir del 19 de diciembre, principalmente en municipios como Nezahualcóyotl y Ecatepec, en donde actualmente se registra 18 mil 153 y 22 mil 153 casos confirmados respectivamente.

Tan solo en las últimas 24 horas, en el Estado de México la búsqueda sobre de “renta de tanques de oxígeno 24 horas” reportó un aumento de 400 por ciento; “locatel”, “recarga de oxígeno” y “tamaños de tanques de oxígeno” tienen un aumento de 300 por ciento en la tendencia de búsqueda, mientras que “concentrador de oxígeno 15 litros” registra un aumento de 200 por ciento.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.