Publicidad

Univision noticias

El Departamento de Defensa empleó un sofisticado avión no tripulado para matar al general militar iraní Qasem Soleimani este jueves a las afueras del aeropuerto de Bagdad (Irak).

Soleimani, considerado hasta su muerte como el principal líder militar iraní, ya estuvo en el punto de mira de comandos especiales estadounidenses una noche de 2007, pero no fue abatido, según informa el diario The New York Times, para evitar una balacera y un conflicto político.  

A primera hora de este viernes, sin embargo, un dron, como se conoce a estas aeronaves no tripuladas, disparó uno o varios misiles contra el convoy en el que viajaba el general iraní junto a otros funcionarios.

Una cámara de seguridad capturó el momento de la explosión, que causó 10 muertos.


La operación ultrasecreta para localizar a Soleimani se puso en marcha tras la muerte de un contratista estadounidenses en Irak hace una semana, según el citado diario.

Durante los siguientes días los comandos de operaciones especiales buscaron la oportunidad para lanzar el ataque, que llegó cuando Soleimani arribó al aeropuerto de Bagdad. Al comprobar que no había oficiales iraquíes con él, la operación fue aprobada.

El avión no tripulado MQ-9 Reaper puede alcanzar una velocidad de crucero de 230 millas por hora, y, de acuerdo con la página web de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, “se emplea principalmente contra objetivos de ejecución dinámica y, en segundo lugar, como un activo de recolección de información de inteligencia”.

Reaper en inglés significa segador, en referencia a la Muerte, que aparece representada con una guadaña.

Mide 11 metros de largo, 20 metros de envergadura, y casi cuatro metros de altura, y puede transportar dos toneladas de peso. Entró en funcionamiento en 2007, y es más grande y robusto que su predecesor, el MQ-1 Predator.

La Fuerza Aérea tiene 93 unidades, según un recuento de septiembre de 2015.

“Consta de sensores de amplio rango, conjunto de comunicaciones multimodo y armas de precisión, lo que proporciona una capacidad única para realizar ataques, coordinación y reconocimiento contra objetivos de alto valor, fugaces y sensibles al tiempo”, detalla la Fuerza Aérea.

Concretamente tiene un sensor de rayos infrarrojos, varias cámaras de televisión, un iluminador con láser y “el video de movimiento completo de cada uno de los sensores de imágenes se puede ver como secuencias de video separadas o fusionadas”.

El avión había permanecido fuera de la esfera pública hasta una exhibición aérea el año pasado en Las Vegas, donde, de acuerdo con el sitio web especializado The Aviationist, su silencioso vuelo provocó un escalofrío a los espectadores.

Entre sus misiones y tareas se enumera “ataque de precisión”. Puede transportar hasta cuatro misiles Hellfire Aire-Tierra guiados por láser, que proporcionan “capacidades altamente precisas de daño colateral, anti-blindaje y anti-personal”.

Serían esos cohetes los que calcinaron el convoy donde viajaba el general iraní, al punto que solo pudo ser identificado por un anillo

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.