Publicidad

AP News

MOSCÚ (AP) — Es posible que los funcionarios estadounidenses y europeos se mantengan alejados de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing debido a preocupaciones sobre los derechos humanos, pero el presidente ruso, Vladimir Putin, estará presente incluso cuando aumentan las tensiones por la acumulación de tropas a lo largo de la frontera de su país con Ucrania.

Las conversaciones de Putin con el presidente chino Xi Jinping el viernes marcarán su primera reunión en persona desde 2019 y tienen como objetivo ayudar a fortalecer los lazos de Moscú con China y coordinar sus políticas frente a la presión occidental. Después, los dos asistirán a la ceremonia de apertura de los Juegos.

En un artículo publicado el jueves por la agencia de noticias china Xinhua, Putin escribió que Moscú y Beijing juegan un “papel estabilizador importante” en los asuntos globales y ayudan a que los asuntos internacionales sean “más equitativos e inclusivos”.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.