Publicidad

Tu Tiempo Digital

Por el Dr. Henning Ansorg, M.D., FACP, Oficial de Salud del Condado de Santa Bárbara, Departamento de Salud Pública Es posible que haya oído hablar de una nueva cepa de COVID-19 (B117) que se transmite más fácilmente que la forma estándar del virus. Las personas que están expuestas a esta mutación del virus tienen más probabilidades de infectarse. El primer caso conocido en Estados Unidos, en un miembro de la Guardia Nacional de Colorado de unos 20 años, se informó el 30 de diciembre de 2020.

En California, se detectaron seis casos de nuevas variantes de coronavirus potencialmente más infecciosas durante la primera semana del año nuevo. Afortunadamente, no hay evidencia de que esta nueva variante de COVID tenga una tasa de mortalidad más alta o cause una enfermedad más grave que la cepa actualmente predominante, según los CDC. Robert Cyril Bollinger, Jr, M.D., M.P.H. en Johns Hopkins Medicine, lo resume: “Aunque el coronavirus mutado puede propagarse más rápido de persona a persona, no parece más probable que cause una enfermedad grave o la muerte.

No vemos ningún indicio de que la nueva cepa sea más virulenta o peligrosa en términos de causar una enfermedad COVID-19 más grave. Para que un virus sobreviva, puede ser más ventajoso que evolucione para que se propague más fácilmente. Por otro lado, los virus no tienen la oportunidad de reproducirse si mutan para volverse mortales. Si nos enfermamos demasiado o morimos a causa de un virus en particular, no podemos transmitirlo «.

Nuestras vacunas actualmente autorizadas protegerán a las personas contra la nueva cepa. El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) dijo que la variante «no parece eludir la protección que brindan los anticuerpos inducidos por las vacunas». Stuart Ray, M.D., vicepresidente de medicina para la integridad y análisis de datos en Johns Hopkins Medicine dice que el comportamiento humano es importante. “Cuantas más personas estén infectadas, más posibilidades hay de que ocurra una mutación.

Limitar la propagación del virus a través del mantenimiento de las salvaguardas COVID-19 (uso de máscara, distanciamiento físico y evitar reuniones y viajes) le da al virus menos oportunidades de cambiar «. Para obtener más información sobre las órdenes de salud pública locales, la orientación y la distribución de vacunas en el condado de Santa Bárbara, visite: https://publichealthsbc.org/.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.