Publicidad

Los Angeles Times

El cantante de corridos Álex Quintero fue abatido a tiros cuando se encontraba ofreciendo un concierto privado, quedando así como un número más entre las estadísticas de los músicos mexicanos que mueren de forma violenta en el vecino país.

De acuerdo al sitio de internet de People en Español, las primeras investigaciones de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) y la Fiscalía General del estado de Sonora, arrojaron que un grupo armado ingresó al lugar de la presentación en la madrugada del pasado domingo donde se desarrollaba la celebración. De acuerdo a esa publicación, los antisociales sorprendierona los presentes al disparar directamente y sin dudar al cantante de apenas 22 años que ingresaba con fuerza en el mundo de la música de corridos.

Tras el violento desenlace, los presuntos agresores escaparon a bordo de dos vehículos. “El suceso ocurrió alrededor de las 3:45 horas en un inmueble ubicado en las calles Agua Azul y el boulevard Casa Blanca, en el municipio de Cejeme en el estado de Sonora, México”, publicó People en Español.

El cantante fue batido en el acto sin tener oportunidad de escapar, pues se encontraba en pleno escenario cantando, cuando de pronto fue sorprendido con la ráfaga de disparos.

Quintero recibió ayuda médica correspondiente y fue llevado al área de urgencias del Hospital General de Ciudad Obregón, pero ante la gravedad de sus heridas murió durante el trayecto.

Álex Quintero conocido por sus temas “No me voy a rajar”, “Quiero Decirte” y “El gerente”, se convierte en una victima más de la deleincuencia organizada de esa peligrosa zona mexicana.

Su última publicación en su cuenta de Instagram la había realizado el mismo domingo en horas de la tarde cuando anunciaba que estaba preparando un nuevo tema que sería grabado en un dueto en un futuro cercano, que ya no se cumplirá. Q.E.P.D.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.