Publicidad

UKRINFORM

En Mariupol, los agresores rusos bombardearon un quirófano de un hospital militar de campaña ubicado en las instalaciones de la planta metalúrgica de Azovstal, el último bastión de los defensores ucranianos en la zona.

La Convención de Ginebra garantiza la protección de las instituciones médicas móviles y de hospitalización. Según Ukrinform, esto fue informado en Telegram por soldados del Regimiento Azov.

«¡¡¡ADVERTENCIA!!! A lo largo de la noche, los rusos lanzaron toneladas de bombas de aire, capaces de penetrar cualquier estructura defensiva de hormigón, en un hospital militar de campaña ubicado en el territorio de la planta de Azovstal en Mariupol y donde se trata a los defensores heridos.

Luego , habiendo destruido ya el sitio, continuaron bombardeando sin piedad las ruinas con artillería naval… Debido al ataque enemigo, parte del edificio se derrumbó, en particular la sala de operaciones, lo que hace imposible ayudar a nuestros soldados”, dice el comunicado.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.