Publicidad

Tu Tiempo Digital

La Ciudad de Santa María ha adoptado una moratoria temporal para que los propietarios no desalojen a inquilinos residenciales y comerciales afectados por la pandemia COVID-19 por falta de pago.

La orden se aplica a los avisos de desalojo por falta de pago, los avisos de desalojo sin culpa y las acciones ilegales de retención basadas en dichos avisos, notificados o archivados después del lunes 16 de marzo.

Tanto los inquilinos residenciales como los comerciales deben proporcionar a sus propietarios, por escrito (incluso por correo electrónico o mensaje de texto), una prueba de los impactos financieros relacionados con COVID-19 por los que no pueden pagar parte o toda la renta.

La orden no elimina la responsabilidad de los inquilinos de pagar sus rentas, y el propietario o manejador de la propiedad puede solicitar las rentas después del vencimiento de la emergencia local y el inquilino debe pagar dentro de los seis meses posteriores al vencimiento de la emergencia local.

El martes por la noche, el Concilio de la Ciudad dio su aprobación unánime para ratificar las acciones del Gerente de la Ciudad como Director de Servicios de Emergencia, quien previamente proclamó una emergencia local. Además, el Concilio proporcionó un consenso unánime para que el Director de Servicios de Emergencia emita la moratoria como se a descrito.

Preguntas pueden ser dirigidas al Gerente de Información Pública, Mark van de Kamp, al (805) 925-0951 extensión 2372.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.