Publicidad

Milenio

Los secretarios de Relaciones Exteriores y de Economía, Marcelo Ebrard y Tatiana Clouthier, respectivamente, así como el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, se encuentran en confinamiento preventivo, luego de que mantuvieran contacto cercano con el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien hasta ahora solo ha presentado síntomas leves como febrícula, resultado de su contagio de covid-19. Los funcionarios dieron a conocer por separado que se mantendrán aislados, en tanto se descarta por completo un probable contagio del virus, ya que hace unos días los tres participaron en distintos actos y reuniones al lado del jefe del Ejecutivo federal.

Ayer lunes, López Gatell detalló que el mandatario solo presentó síntomas leves el domingo, entre ellos febrícula, un aumento temporal de la temperatura, y confirmó que se encuentra también en confinamiento por haber estado en contacto con López Obrador. “Estuve con el Presidente toda la semana (pasada). Incluyendo el viernes en la mañanera”, dijo a MILENIO. Sobre la prueba de PCR para identificar si se ha contagiado, explicó que deberá esperar hasta el día cuatro o cinco después de su cercanía con el mandatario para practicársela. Al respecto, Jesús Ramírez Cuevas, vocero presidencial, confirmó que el mandatario presenta síntomas leves y que se mantiene “con buen ánimo y buen semblante”.

El canciller Ebrard dio a conocer que había dado negativo a una primera prueba de covid-19, aunque detalló que se mantendrá en aislamiento hasta obtener los resultados de un segundo examen. Previamente, la titular de Economía había dado a conocer que “por responsabilidad, me quedaré unos días en casa y me haré prueba el día que el médico indica”. Al respecto, autoridades de la Presidencia de la República informaron que integrantes del gabinete que recientemente estuvieron en contacto con el mandatario, así como su equipo más cercano y personal de ayudantía, se sometieron al protocolo para verificar su estado de salud e identificar o descartar si se encuentran contagiados de SARS-CoV-2.

De acuerdo con integrantes del primer círculo de trabajo del presidente, todos estos funcionarios tendrán seguimiento diario para revisar que no estén infectados, situación que esperan resolver entre jueves y viernes de esta semana. Al respecto, Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación y quien desde ayer encabeza las conferencias matutinas en sustitución de López Obrador, confirmó que “todos los que hemos estado en contacto con el Presidente están siguiendo todos los protocolos”. Antes, Sánchez Cordero había afirmado que López Obrador se encuentra fuerte y estable: “Se encuentra en pleno ejercicio de sus funciones como Presidente de la República”.

Por la tarde, la secretaria de Gobernación informó a través de su cuenta de Twitter que había resultado negativa a una prueba de covid que se realizó este mismo lunes. Sin embargo, José Luis Alomía, director de Epidemiología, le recomendó practicarse un nuevo examen, ya que su primera prueba pudo “ser un falso negativo”, debido a que la carga viral aparece cinco o seis días después del contagio.

En este contexto, autoridades de Presidencia informaron a MILENIO que López Obrador se mantiene aislado y descansando en Palacio Nacional, donde se ha equipado un consultorio destinado específicamente a atender cualquier emergencia ante la enfermedad que padece y una guardia permanente de médicos vigila su estado de salud. Dicha guardia reporta al secretario de Salud, Jorge Alcocer, y al comisionado Coordinador de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, Gustavo Reyes Terán, quienes se reunirán todas las tardes para revisar los resultados del monitoreo médico al jefe del Ejecutivo federal.

La esposa del presidente, Beatriz Gutiérrez Müller, y su hijo menor, Jesús Ernesto, se encuentran bien de salud y hasta ahora son negativos a covid. Autoridades consultadas por MILENIO detallaron que por decisión de López Obrador, su hijo no estará en Palacio Nacional durante los siguientes días, mientras que su esposa se mantiene pendiente del estado de salud del mandatario de manera presencial. Giras del fin de semana. Entre el viernes 22 y el domingo 24 de enero, el presidente López Obrador llevó a cabo una gira por Nuevo León y San Luis Potosí, en la que realizó actos y sostuvo reuniones con autoridades de los tres órdenes de gobierno.

En Nuevo León, el secretario de Salud en la entidad, Manuel de la O Cavazos, confirmó que la prueba que se realizó el gobernador Jaime Rodríguez Calderón resultó negativa. En San Luis Potosí, el secretario de Salud Pública estatal, Miguel Ángel Lutzow Steiner, informó que se activó el protocolo de seguimiento con al menos 50 personas que tuvieron contacto con López Obrador, durante su gira de trabajo en la entidad.

El funcionario detalló que se realizaron evaluaciones médicas y se aplicaron pruebas de anticuerpos y de antígeno al gobernador Juan Manuel Carreras López y al secretario general de Gobierno, Alejandro Leal, en las que ambos dieron negativo. No obstante, uno de los participantes en los actos del mandatario, el comandante Guzmar Ángel González Castillo, resultó positivo, aunque Lutzow Steiner consideró probable que su contagio haya ocurrido con anterioridad y detalló que se trata de un caso asintomático. Por su parte, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro (quien el miércoles 20 de enero sostuvo un encuentro con el mandatario en Palacio) señaló que había resultado negativo.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.