Publicidad

Univision Noticias

Siga estos pasos para obtener los próximos pagos Las retribuciones restantes serán mayores que si alguien se hubiera inscrito antes de que comenzaran a distribuirse en julio porque el dinero mensual es un anticipo de un crédito fiscal de 2021.

El Gobierno ha entregado hasta el momento dos cheques de la nueva prestación de crédito fiscal por hijo a familias estadounidenses, por un concepto total de 30,000 millones de dólares.

Las familias que tienen hijos que reúnen los requisitos pero que no se han inscrito para recibirla -probablemente las que no presentan tradicionalmente una declaración de impuestos-, todavía están a tiempo de inscribirse y recibir estos pagos mensuales.

De hecho, las retribuciones restantes serán mayores que si alguien se hubiera inscrito antes de que comenzaran a distribuirse en julio.

Esto se debe a que el dinero mensual es un anticipo de un crédito fiscal de 2021, la mitad se entregará este año y el resto vendrá cuando las familias presenten sus impuestos el próximo año. El IRS (el Servicio de Pagos Internos de Estados Unidos, por sus siglas en inglés) dijo que tratará de entregar toda la primera mitad del crédito a las familias este año, incluso si se inscriben tarde, dividiendo el dinero entre menos cheques mensuales más grandes.

«Incluso si los padres aún no han recibido el pago y son elegibles para ello, no es demasiado tarde para inscribirse. Pueden usar el portal del IRS, esa sigue siendo una opción», aseguró Ashley Burnside, un analista en el Centro de Derecho y Política Social.

https://www.irs.gov/es/credits-deductions/advance-child-tax-credit-payments-in-2021

Cómo funciona

El Plan de Rescate Estadounidense aprobado en marzo amplió el crédito fiscal por hijo existente, añadiendo pagos mensuales anticipados y aumentando el beneficio a 3,000 dólares desde los 2,000 con una bonificación de 600 dólares para niños menores de 6 años para el año fiscal 2021.

Para una familia con dos niños de 5 y 7 años con derecho al crédito completo, la cantidad que recibiría es de 6,600 dólares (3,000 dólares para el de 7 años y más 3,600 dólares para el de 5).

Si presentó la declaración de la renta en 2019 o 2020 y tenía depósito directo, la familia empezó a recibir los primeros 3,300 dólares del crédito en 6 pagos mensuales de 550 dólares, que se extenderán de julio a diciembre.

«Esto significa que el pago total se repartirá en cinco meses, en lugar de seis, haciendo que cada pago mensual sea mayor», explicó el IRS en un comunicado el 13 de agosto. «Para estas familias, cada pago es de hasta 360 dólares al mes por cada hijo menor de 6 años y de hasta 300 dólares al mes por cada hijo de 6 a 17 años», recordó.

A medida que pase cada mes, las familias que acaban de inscribirse recibirán pagos ligeramente mayores, ya que el IRS trabaja para asegurarse de que reciban la primera mitad del crédito antes de la época de impuestos.

Límites temporales

Puede haber un tiempo limitado para que las familias se inscriban para recibir los pagos. El portal para no declarantes estará abierto hasta el 15 de octubre de 2021, según el IRS.

El Departamento del Tesoro, por su parte, está ampliando las opciones de inscripción para el crédito y no ha fijado una fecha límite definitiva, según informó un funcionario.

Si una familia no se apunta a los anticipos, podrá reclamar la totalidad del crédito, pero tendrá que presentar la declaración de la renta de 2021 para hacerlo. Incluso aquellos que normalmente no declaran impuestos porque no ganan suficiente pueden obtener el crédito: la versión mejorada se hizo totalmente reembolsable para asegurar que llegue a las familias más vulnerables.

Aun así, los expertos afirman que todos los que tengan un hijo que reúna las condiciones necesarias deberían apuntarse lo antes posible, a menos que formen parte de una familia que quiera recibir la prestación en un pago único el año que viene.

Aproximadamente 4 millones de niños corren el riesgo de no recibir las mensualidades porque sus familias no presentan la declaración de la renta, según un informe del Center on Budget and Policy Priorities.

Después de una sola comprobación, los datos de la Oficina del Censo estadounidense mostraron que la inestabilidad financiera disminuyó, junto con la inseguridad alimentaria para los hogares con niños. La ansiedad financiera también disminuyó para muchas familias.

«No nos gustaría que el dinero se quedara sobre la mesa cuando la gente pasa hambre, cuando la gente sufre inseguridad para mantener una vivienda, o inseguridad alimentaria», dijo Otis Rolley, vicepresidente senior de la iniciativa de equidad y oportunidad económica en Estados Unidos de la Fundación Rockefeller.

Rolley señaló que una de las razones por las que algunas personas no se inscriben es porque simplemente no conocen los programas a los que pueden optar.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.