Publicidad

Univision Noticias

El Servicio Meteorológico Nacional emitió una alerta para Washington, D.C., Virginia y Maryland, donde podrían caer hasta 10 pulgadas y registrarse vientos de hasta 35 millas por hora, dificultando seriamente las condiciones para desplazarse.

El nuevo año ha llegado acompañado de unas complicadas condiciones meteorológicas, que están poniendo en aprietos a cientos de miles de ciudadanos tras el fin de las fiestas.

El este del país se prepara para una fuerte nevada, que podría dejar sin suministro eléctrico a un número indeterminado de hogares, advirtió el Servicio Meteorológico Nacional.

La agencia federal emitió una alerta por tormenta de nieve para Washington, D.C., Virginia y Maryland, donde podrían caer hasta 10 pulgadas y registrarse vientos de hasta 35 millas por hora, dificultado seriamente las condiciones para desplazarse.

En el Distrito de Columbia, en concreto, se esperan entre 3 y 6 pulgadas de nieve sólo en la mañana del lunes.

«Es posible que caiga mucha nieve, sobre todo desde el sur del distrito, entre las 5 de la mañana y el mediodía, con temperaturas por debajo de cero», advirtió el diario The Washington Post.

«Los desplazamientos pueden ser muy difíciles, con visibilidad limitada y carreteras cubiertas de nieve. También se esperan fuertes vientos», agregó.

Esto podría empeorar aún más la situación en varios aeropuertos del este de Estados Unidos, que en el segundo día del 2022 ya se vieron afectados por el mal tiempo y los contagios por COVID-19 de miembros de compañías aéreas. En total el domingo fueron cancelados o retrasados más de 2,500 viajes.

La Oficina de Gestión de Personal de Estados Unidos anunció que sus instalaciones federales en la capital permanecerán cerradas el lunes.

«No se sorprenda si se despierta con poca nieve en el suelo, las condiciones cambiarán rápidamente después del amanecer», afirmaron expertos citados por The Washington Post.

«La nieve podría caer a un ritmo de al menos una o dos pulgadas por hora durante un tiempo con una visibilidad inferior a media o incluso un cuarto de milla», subrayaron.

El sur, mientras, se ha visto afectado por una ola de tornados, tormentas y viento.

El gobernador de Kentucky, Andy Beshear, se vio obligado a declarar sábado el estado de emergencia para afrontar las consecuencias de un clima tan severo.

Con la mente todavía puesta en los tornados que dejaron en diciembre más de 70 muertos, el estado sufrió inundaciones repentinas, cortes de energía y daños en infraestructuras públicas y propiedades privadas, según informó la oficina de Beshear en un comunicado.

«Es devastador que estemos experimentando de nuevo un clima severo sólo semanas después de que los mortales tornados golpearan el oeste de Kentucky», manifestó el gobernador.

[“No, esto no es una broma”: llovieron peces en Texas poco antes de fin de año]

Partes de Tennessee, Arkansas, Louisiana, Mississippi y Alabama estuvieron bajo una alerta de tornado, mientras que en West Virginia fue activada una advertencia por inundaciones, de acuerdo con el diario USA Today.

El domingo por la noche, además, comenzó a nevar en partes de Alabama, Kentucky y Tennessee.

Colorado, que hace unos días luchaba contra voraces incendios forestales, y otros 7 estado del Medio Oeste estaban en alerta por intensas nevadas, que podían dejar hasta 12 pulgadas en la planicies y el sur de los Grandes Lagos.

En total unos 46 millones de residentes de ciudades como Denver, Chicago, Salt Lake City, Detroit y Milwaukee podrían verse afectados por las consecuencias de esta acumulación de nieve.

El oeste del país tampoco escapa a la mala climatología. California registró en los últimos días de 2021 y los primeros de 2022 fuertes lluvias y nevadas, que generaron inundaciones, deslaves y dificultaron los desplazamientos en zonas montañosas.

Sin embargo, esto ayudó a reducir la sequía extrema que vive el estado y que este año propició demoledores incendios.

El Servicio Meteorológico Nacional ya adelantó que una nueva tormenta invernal afectará esta vez el noroeste del país, que traerá fuertes nevadas en las montañas y vientes al menos hasta mediados de la semana.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.