Publicidad

Univision noticias

Este nuevo veto no supone una prohibición total como la que está en vigor desde 2018 que afecta a Irán, Libia, Somalia, Siria y Yemen, junto con Venezuela y Corea del Norte. El Gobierno que preside Donald Trump ha anunciado este viernes la ampliación de las restricciones de entrada a ciudadanos de seis países más porque a su juicio no cumplen con los estándares de seguridad, según ha informado la agencia de noticias The Associated Press.

Este nuevo veto de viaje afecta a Kirguistán, Myanmar, Eritrea, Nigeria, Sudán y Tanzania, aunque no supone una prohibición total como la que está en vigor desde 2018 y que afecta a siete naciones.

A diferencia de las restricciones de viaje vigentes, las nuevas regulaciones podrían limitar ciertas visas de inmigrantes de esos países adicionales, para evitar detenciones por error de residentes en Estados Unidos.

Se espera que Trump firme la nueva orden ejecutiva este mismo viernes y podría entrar en vigor el 21 de febrero.

El 27 de enero se cumple el tercer aniversario de la controversial prohibición de viajar a Estados Unidos impuesta por orden ejecutiva de Trump a ciudadanos de países de mayoría musulmana.

En 2018 la Corte Suprema refrendó una tercera versión de la prohibición, que restringe la entrada a ciudadanos de Irán, Libia, Somalia, Siria y Yemen, junto con Venezuela y Corea del Norte. Chad fue eliminado de la lista en abril pasado, después de que la Casa Blanca dijera que el país mejoró las medidas de seguridad.

Según la Administración, las restricciones se utilizan para alentar a los países a cumplir con los requisitos de seguridad nacional, como compartir información con las agencias federales.

En declaraciones recientes, el secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, dijo que Estados Unidos está estableciendo criterios que todos los gobiernos deben cumplir para ayudar a examinar a los extranjeros que buscan ingresar al país.

«Para un pequeño número de países que carecen de la voluntad o la capacidad para cumplir con estos criterios, las restricciones de viaje pueden ser necesarias para mitigar las amenazas», explicó.

Cuando se le preguntó sobre la prohibición para viajar, Wolf aclaró que «está bajo revisión cada seis meses. Lo hemos hecho durante los últimos tres años, cada seis meses. Esto es parte del proceso.

Según Wolf, se imponen restricciones porque un país hace un trabajo inadecuado para compartir información o porque representa un riesgo elevado para la seguridad pública o la seguridad nacional.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.