Publicidad

El presidente Donald Trump exhibió falencias importantes en el manejo de su pesonal y alcanzó logros limitados en el frente legislativo, pese a que ambas cámaras legislativas estuvieron controladas por su Partido Republicano durante los dos primeros años de gobierno.

Donald Trump, el empresario que en 2016 se ofreció como un outsider que venía a «drenar el pantano» de Washington DC y se alzó en la Casa Blanca con un triunfo que sorprendió a propios y extraños, ha terminado este 2020 con una derrota frente al demócrata Joe Biden para la cual probablemente ni él ni algunos en su entorno se habían preparado.

La estrategia riesgosa que lo encumbró con una sólida base de apoyos hace cuatro años se erosionó en medio de escollos inesperados, como una furiosa pandemia que ha dejado más de 200,000 muertos en el país, y de una falta de destreza para operar el complejo aparato gubernamental de Estados Unidos.

Sigue aquí lo último sobre las elecciones.

Sus limitados logros se han concentrado en el Poder Judicial. Trump sí logró el extraordinario número de haber colocado en la Corte Suprema a tres magistrados conservadores, incluyendo a Amy Coney Barrett a apenas una semana de los comicios presidenciales tras el fallecimiento de la icónica Ruth Bader Ginsburg. La designación de estos jueces conservadores fue desde el primer día la prioridad fundamental de buena parte de su electorado, opuesto a la legalización del aborto y al matrimonio igualitario, entre otros temas.

Las palabras del senador demócrata Chris Coons a Business Insider ayudan a entender la magnitud de esos nombramientos. El «legado más importante» de Trump estará relacionado al Poder Judicial por haber designado tres magistrados al máximo tribunal y una cantidad sin precedentes a cortes de otras instancias.

La American Constitution Society contabiliza en 218 jueces el total de jueces vitalicios confirmados durante el gobierno de Trump.

Pero, fuera del terreno judicial, manejar el gobierno federal es una labor compleja, con sus cinco millones de funcionarios repartidos en centenares de dependencias. Ahí, el magnate neoyorquino exhibió falencias importantes durante sus cuatro años en el poder, pese a contar con numerosos asesores en el ejercicio del poder.

A continuación repasamos los tropezones de su administración:

MANEJO DE PERSONALREINCE PRIEBUS

El manejo de personal del gobierno Trump se destacó por una gran rotación, comenzando con un tropiezo mayúsculo al reclutar a Michael Flynn como asesor de seguridad nacional sin haberlo evaluado debidamente. 

Flynn renunció menos de un mes después y se declaró culpable de mentirle al FBI sobre sus conversaciones con el embajador ruso. El Departamento de Justicia anunció en mayo que retiraría los cargos penales contra Flynn.

El equipo de Trump ha sufrido la mayor cantidad de deserciones entre los integrantes del gabinete y entre los asesores cercanos desde el gobierno de Ronald Reagan, según una bitácora actualizada por The Brookings Institution.

El ente apartidista Partnership for Public Service y el diario The Washington Post estiman que el gobierno de Trump no ha postulado candidato alguno para 133 de las 757 posiciones que requieren ser confirmadas por el Senado.

SEQUÍA LEGISLATIVA

Al celebrar su primera reunión de gabinete en junio de 2017, Trump dijo haber logrado durante sus primeros 100 días de gobierno más que la mayoría de sus predecesores al haber firmado 38 proyectos de ley, según govtrack.us, a pesar de que ninguna fue trascendental.

Trump alcanzó logros notables en el frente legislativo como el recorte impositivo y la reforma al sistema penal. Pero la prioridad número uno, anular y reemplazar la Ley de Cuidado Accesible, quedó inconclusa aunque durante los primeros dos años de gobierno su Partido Republicano controló ambas cámaras en el Congreso.

Tampoco llegó a presentar un plan de inversión en infraestructura, pese a que lo mencionó reiteradamente.

«El hecho de que haya logrado tan poco teniendo mayorías republicanas en ambas cámaras es un saldo terrible», dijo POLITIFACT el historiador Jeff Shesol.

DESREGULACIÓN

El diario The Washington Post contó que las cortes federales habían emitido hasta abril de 2019 al menos 70 fallos contrarios a las políticas del presidente Trump, mayormente las relacionadas a la política migratoria y a la desregulación.

Pese a que en 2012 había criticado al entonces presidente Barack Obama por la cantidad de decretos que había firmado, Trump superó a su predecesor inmediato al firmar 193 decretos, de acuerdo con el Registro Federal.El centro de estudios apartidista Institute for Policy Integrity contabiliza que 121 casos judiciales han emitido sentencias contrarias a los esfuerzos del gobierno Trump para eliminar regulaciones, mientras que solamente 24 han tenido el resultado deseado.

¿JUSTICIA APOLÍTICA?

Un juez federal de Nueva York debió intervenir para impedir que el Departamento de Justicia defienda a Trump en un caso penal por difamación, interpuesto por una columnista.

Trump se ha pronunciado públicamente sobre procesos penales en marcha e incluso criticó en febrero la recomendación de hasta nueve años de cárcel para su amigo Roger Stone, condenado por obstruir una investigación del Congreso.

El mandatario dio un paso más allá y en julio conmutó la pena de 40 meses para Stone.

ATAQUES A LA PRENSA

Trump ha procurado destruir la credibilidad de los medios de comunicación, acusándolos sin evidencias de publicar información falsa o fake news cuando las noticias lo critican a él o a su gobierno.

También le gusta descalificar a los periodistas, a quienes llama «enemigos del pueblo». En varias ocasiones ha insultado a reporteros que le formulan preguntas incómodas.

Un caso emblemático fue cuando en 2018 celebró durante un rally que el congresista republicano Greg Gianforte hubiese derribado y lastimado a un reportero del diario The Guardian porque le enfadó una de sus preguntas.

El Committee to Protect Journalists emitió en abril un reporte en el que examina cómo el gobierno de Trump además ha incrementado las imputaciones a personas que comparten información con periodistas.

LEJOS DE ALIADOS, CERCA DE ENEMIGOS

La política exterior de Trump estuvo marcada por una hostilidad hacia países que tradicionalmente habían sido aliados de Estados Unidos, mientras que se mostró inusualmente cercano a algunas naciones rivales como Rusia y Corea del Norte.

Trump criticó públicamente a los países integrantes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) de aprovecharse de Estados Unidos al no destinar fondos suficientes a sus presupuestos de defensa.

Si bien su gobierno ha impuesto sanciones contra Rusia, Trump ha sugerido reiteradamente que ambas naciones deben ser cercanas.

Durante la campaña electoral, le pidió públicamente a Moscú que difundiera correos electrónicos que perjudicarían a su rival demócrata Hillary Clinton. Asimismo, varios de sus colaboradores establecieron contacto con Rusia durante la campaña electoral, pero una investigación del fiscal especial Robert Mueller no concluyó que la campaña hubiese violado la ley por coordinar operaciones con los rusos.

DESPRECIO POR LA CIENCIA

Numerosos entes científicos coinciden en denunciar los ataques que el gobierno Trump ha lanzado a la comunidad científica, pese a que el Instituto Nacional de Salud (la principal fuente federal de investigación académica) ha incrementado su presupuesto en 39% durante los últimos cinco años, según la revista Science.

La Escuela de Derecho de la Universidad de Columbia contabiliza en su Silencing Science Tracker 470 intentos del gobierno Trump de debilitar el debate científico, incluyendo censura, difusión de información incorrecta y recortes presupuestarios.

La Unión de Científicos Preocupados (UCS por sus siglas en inglés) también lleva su bitácora de manera independiente.

La gestión de Trump se caracterizó por restarle gravedad a la pandemia del coronavirus, negar la existencia del cambio climático y retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París, acciones acordadas por la comunidad internacional para limitar el calentamiento global.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.