Publicidad

Univision Noticias

El presidente lanzó la medida en abril y tenía efecto solo hasta finales de 2020. La Casa Blanca defiende que se impuso para proteger los trabajos de los estadounidenses. No está claro qué hará Joe Biden cuando tome posesión en enero.

La Administración Trump anunció este jueves que extenderá hasta el 31 de marzo de 2021 las prohibiciones relacionadas con los permisos de residencia o green cards que se solicitan desde el extranjero y la congelación de ciertos tipos de visas de trabajo, una medida que la Casa Blanca impuso bajo la justificación de la pandemia de coronavirus.

Estas prohibiciones han endurecido significativamente la inmigración legal hacia Estados Unidos, bajo el pretexto de que Washington debía proteger los empleos de los estadounidenses en medio del golpe económico de la crisis sanitaria. La extensión de los efectos de la medida es consistente con la postura de línea dura del presidente saliente en temas de inmigración.

La Casa Blanca anunció la extensión de las restricciones en una proclamación este jueves en la noche.

«El nuevo coronavirus de 2019 (COVID-19) continúa perturbando significativamente los medios de vida de los estadounidenses», dice el documento.

No está claro si el presidente electo, Joe Biden, levantaría las medidas o cuándo, luego de que tome posesión el próximo 20 de enero. La plataforma de inmigración de su equipo de transición no aborda específicamente el tema.

En abril, Trump impuso una prohibición a las tarjetas de residencia emitidas en el extranjero, de las que se beneficiaban principalmente familiares de personas que ya se encuentran en Estados Unidos.

Más tarde, en junio, la Casa Blanca también restringió las visas H-1B (ampliamente utilizadas por los trabajadores de empresas de tecnología estadounidenses e indias y sus familias), las visas H-2B (para trabajadores temporeros no agrícolas), las visas J-1 (de intercambio culturales), y las visas L-1 (para gerentes y otros empleados clave de corporaciones multinacionales).

Las restricciones de la Administración Trump han dejado alrededor de medio millón de afectados. Funcionarios de la Casa Blanca estimaron en junio que la congelación de visas hasta fin de año afectaría a unas 525,000 personas.

El tipo de visa más afectado es el H-1B. Los críticos aseguran que ese tipo de visas han permitido que las compañías de Sillicon Valley reemplacen a trabajadores estadounidenses con empleados extranjeros peor pagados.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.