Publicidad

Telemundo Noticias

Más de de 40 mujeres inmigrantes que estuvieron en un centro de detención en el estado de Georgia han presentado una demanda colectiva alegando que fueron sometidas a abusos médicos con procedimientos que se practicaban sin su consentimiento o que eran innecesarios. El médico Mahendra Amin es uno de los acusados en la denuncia que fue presentada el lunes por la noche en el Tribunal de Distrito de EE.UU. del Distrito Medio de Georgia. “Me lastimó mucho, más del dolor que traía”, aseguró en una entrevista exclusiva con Noticias Telemundo María, una inmigrante mexicana que presentó su testimonio en la acusación.

María, quien prefirió no publicar su nombre, habló sobre un procedimiento de ultrasonido en el cual, aseguró, Amin fue “muy brusco” y ella rompió en llanto. El doctor Amin trabajaba como contratista para el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés), una de las partes acusadas en la demanda, junto con el Departamento de Seguridad Nacional. ICE aseguró a Noticias Telemundo que el doctor Amin dejó de trabajar para ellos en septiembre, cuando se revelaron las primeras denuncias. Una vocera también dijo que la agencia no comenta casos en litigio pero que está colaborando en la investigación. El abogado que representa al doctor no respondió a los emails pidiendo su versión. Las mujeres, que presentaron testimonios bajo juramento, revelaron “un patrón implacable de procedimientos médicos innecesarios y no consentidos, incluyendo cirugías ginecológicas no deseadas y otras intervenciones médicas no consentidas», se indicó en un comunicado. “Siento que nos trataba como si fuéramos animales o no sé. Sin que se pueda decir tacto, como si no sintiéramos nosotros dolor”, dijo María sobre Amin. Luego de esa experiencia, ya no quiso volver a verlo. “Le tenía mucho miedo”, afirmó. En la demanda se indicó que las mujeres, que estaban en el centro de detención del Condado de Irwin, sufrieron represalias por haber hablado sobre lo que estaba ocurriendo mediante tácticas como el aislamiento, la agresión física o la deportación.

Estados Unidos ya ha retornado a sus países a varias de las expacientes de Amin. Qué piden en la denuncia La presentación judicial, de 160 páginas, pide “el fin inmediato de las represalias contra las mujeres por haber hablado y una compensación por los daños que han sufrido”. También, se solicita al tribunal que emita órdenes judiciales que exijan que Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) ponga a las mujeres a disposición para que puedan participar plenamente en la demanda o, alternativamente, que libere a las mujeres del centro de detención. «Buscamos que terminen de inmediato las atroces represalias contra las mujeres que hablaron sobre el abuso, como así también la liberación de las mujeres que han sufrido abuso médico y la compensación por los daños que sufrieron las sobrevivientes», dijo Azadeh Shahshahani, la directora del área legal y de defensa de derechos de Project South y una de las abogadas de la demanda.

Los demandantes también piden a la Administración del presidente electo, Joe Biden, que cierre el centro de detención e investigue a los que sabían de los supuestos abusos. «Ya es hora de que esta instalación plagada de violaciones a los derechos humanos sea cerrada y que ICE y LaSalle rindan cuentas», dijo la abogada. La Salle es la empresa privada que gestiona está prisión para inmigrantes. El Departamento de Justicia ha abierto una investigación penal sobre los presuntos malos tratos y el inspector general del Departamento de Seguridad Nacional también está investigando el caso.

México colabora en la demanda El consulado mexicano en Atlanta, Georgia, que colabora en la demanda colectiva interpuesta contra ICE y el centro de detención en Georgia, solicitó la revocación de la licencia profesional del ginecólogo Amin, según lo informó en un comunicado de prensa este martes. “El Consulado General de México en Atlanta continúa ofreciendo asistencia consular a las mujeres mexicanas afectadas en este caso y colabora con abogados y organizaciones de la sociedad civil para asegurar el respeto a sus derechos humanos”. Los funcionarios del consulado mexicano pueden ser contactados por medio del número telefónico: (404) 266-2233.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.