Publicidad
Telemundo Noticias
Un consultor advirtió sobre “abundantes” grietas y desmoronamientos de columnas, vigas y paredes del estacionamiento bajo el edificio, así como la falta de un drenaje adecuado en la cubierta de la piscina.

Tres años antes del desplome del edificio residencial Champlain Towers South, en Surfside, en Miami-Dade, Florida, un ingeniero ya había advertido sobre un peligro inminente.

De acuerdo con el periódico The New York Times, el consultor Frank Morabito encontró pruebas alarmantes de “importantes daños estructurales” en el piso de cemento debajo de la cubierta de la piscina y “abundantes” grietas y desmoronamientos de columnas, vigas y paredes del estacionamiento bajo el edificio de 13 plantas, así como la falta de un drenaje adecuado en la cubierta de la piscina. Daños que se remontan al origen del edificio.

«Aunque algunos de estos daños son menores, la mayor parte del deterioro del cemento necesita ser reparado de manera oportuna», escribió el consultor Frank Morabito, sobre los daños cerca de la base de la estructura como parte de su informe de octubre de 2018 sobre el edificio de 40 años.

El ingeniero señaló también que la cubierta de la piscina y las jardineras al aire libre «estaban colocadas sobre una estructura plana» que impedía el drenaje del agua. Asimismo, la impermeabilización “era un problema sistémico” que se remontaba a un defecto en “la elaboración de los documentos contractuales originales” de hace 40 años.

«Si no se sustituye la impermeabilización en un futuro próximo, el grado de deterioro del cemento se ampliará exponencialmente», advirtió Morabito. Aunque esta causaría molestias a los residentes y resultaría “extremadamente cara”, precisó entonces.

El informe del ingeniero sirvió para planear un proyecto de reparación que costaría millones de dólares e iba a ponerse en marcha pronto pero ya no pudo ser así. Funcionarios de la ciudad publicaron el viernes a última hora este informe.

Aunque no dio ningún indicio de que la estructura estuviera en riesgo de colapso, advirtió que eran necesarias algunas reparaciones para “mantener la integridad estructural” del edificio de 136 unidades.

Al ser preguntada esta mañana sobre dicho informe, la alcaldesa de Miami-Dade, Danielle Levine Cava, dijo a nuestra cadena hermana NBC News que los investigadores e ingenieros estructurales están estudiando todas las posibles causas del derrumbe.

«Vamos a llegar al fondo de esto y a encontrar respuestas y evitar que esto vuelva a suceder», aseguró.

Por su parte, el alcalde de Surfside, Charles Burkett, dijo el sábado a la cadena CNN que desconoce dicho informe pero recomendó a los residentes de la torre norte de Champlain Towers que evacuen por «exceso de precaución», que está situada a una manzana de distancia de la torre sur que se derrumbó el jueves.

A este informe se suma un estudio realizado en 2020 por la Universidad Internacional de Florida según el cual el edificio se estaba hundiendo lentamente desde la década de 1990. Según este el edificio se estaba hundiendo a un ritmo de unos 2 milímetros por año en aquella época, aunque esto podría haberse ralentizado o acelerado desde entonces.

Asimismo, científicos advirtieron durante mucho tiempo el riesgo de construir sobre las arenas movedizas de una isla barrera como Miami Beach, especialmente con el constante aumento del nivel del mar.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.