Publicidad

Telemundo Noticias

Un día de 1976, Luis Colon fue a llevar sopa a su hermana Evelyn, que tenía 15 años y varios meses de embarazo. Al llegar solo encontró “un cochecito de bebé”: de ella y de su novio, Luis Sierra, no había huella. Los vecinos de la casa de Jersey City, donde vivía la pareja, le dijeron que se habían marchado. Tanto él como el resto de su familia no dudaron de que fuera así: el mismo Sierra, quien tenía entonces 19 años, había mandado una carta a la madre de la joven diciendo que ella estaba bien y que su bebé ya había nacido, según lo reporta el diario Nj.com, tras conversar con Colon.

Cerca de 44 años después «de una búsqueda desesperada», la familia de la joven recibió una noticia devastadora: la policía de Pennsylvania había identificado restos mortales hallados en 1976 como los de Evelyn, después de años en los que solo habían sido ‘Beth Doe’ para los investigadores. Según la autopsia, Evelyn Colon fue «violada, estrangulada, baleada y descuartizada: le removieron el feto que tenía en su vientre», según se detalla en este artículo de The New York Times. Luis Sierra –su novio de entonces, ahora de 63 años– fue detenido y acusado el miércoles pasado como su presunto asesino.

¿Cómo fue posible saber que eran sus restos? El cuerpo de Evelyn fue encontrado descuartizado en tres maletas, en el condado de County en diciembre de 1976, en Pennsylvania, cerca de un río, según la policía de ese estado. Pero solo hasta hace pocos se supo que esa era ella. Los restos habían sido exhumados en 2007 en un intento por identificar a la víctima usando análisis de ADN. El año pasado los investigadores compararon su material genético (público y disponible) con una muestra del sobrino de Evelyn (el hijo de Luis Colon) y se encontraron con que coincidían.

Louis Colon Jr. explicó a NBC New York que siempre le hubiera gustado conocer a esa primita que todavía no había ni nacido cuando su tía desapareció. «Siempre sentí una conexión con ella, por eso decidí cargar mi ADN a propósito en varias webs», explicó. Aunque nunca “a nadie se le pasó por la cabeza que pudieran haberla matado”, agregó. Tampoco pensaron que esta sería la forma en que volverían a escuchar de ella. «Beth Doe tiene un nombre: Evelyn Colon.

La bebé Jane Doe tiene un nombre: su nombre era Emily Grace Colon», escribió la hija de Luis Colon, Miriam Colon-Veltman, en la página de GoFundMe con la meta de recaudar 15,000 dólares para cubrir el costo «de los servicios conmemorativos, arreglos, viajes y cualquier otra cosa que la familia necesite para honrar a Evelyn y su bebé», que era una niña. Allí también se explica que los restos en este momento de la madre y la hija no están juntos, de modo que usarán el dinero para reubicarlas y enterrarlas juntas.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.