Publicidad

KCOY Noticias
«Por fin puedo volver a casa», dijo Edith Espinal tras reunirse con funcionarios del ICE y recibir la noticia de que no se le considera una prioridad inmediata para la deportación tras el cambio de reglas de inmigración.Una defensora de los derechos de los inmigrantes y madre de tres hijos que durante más de tres años buscó santuario en una iglesia de Columbus, Ohio, podrá regresar a casa sin la amenaza de una deportación inmediata, dijo su abogado este jueves después de una reunión con funcionarios del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

Edith Espinal, de 43 años, había estado viviendo en la Iglesia Menonita de Columbus desde octubre de 2017 para evitar ser deportada a México después de solicitar sin éxito asilo por la violencia en su estado natal de Michoacán. Finalmente se le ordenó abandonar el país, tras vivir en Columbus durante más de dos décadas. «Por fin puedo volver a casa», dijo Espinal a los periodistas tras reunirse con los funcionarios de inmigración. Con lágrimas de alegría, celebró su pequeña victoria en presencia de decenas de simpatizantes que la acompañaron hasta el edificio del ICE. «Pero no es el final de su caso.

Todavía vamos a tener que luchar», dijo su abogada, Lizbeth Mateo. Espinal fue liberada bajo una orden de supervisión, lo que significa que, aunque no se considera una prioridad inmediata su deportación, deberá presentarse periódicamente ante los funcionarios del ICE para informarles sobre su paradero. Los defensores de Espinal tienen la esperanza de que las nuevas políticas de inmigración del presidente, Joe Biden, incluyendo una orden ejecutiva que cambia quién será considerado una prioridad para la deportación, puedan ayudar a los inmigrantes indocumentados.

En el caso de Espinal, se le había negado previamente una suspensión de deportación antes de que buscara el santuario en 2017 porque los funcionarios del ICE dijeron que se consideraba una «prioridad de aplicación», informó el diario The Columbus Dispatch. «Vamos a seguir presionando a la Administración de Biden para que haga lo correcto, y trate de deshacerse de esa orden de deportación contra Edith, para que pueda caminar libremente como todos los demás sin miedo», dijo Mateo.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.