Publicidad

Fuente Telemundo

YouTube, la popular plataforma para publicar videos en Internet propiedad de Google, se sumó este martes a otros servicios tecnológicos en tomar medidas para bloquear o limitar cuentas del presidente, Donald Trump, al impedirle subir nuevos videos por al menos siete días. Como han hecho anteriormente empresas como Twitter y Facebook, YouTube ha justificado la decisión diciendo que teme que mensajes difundidos por el mandatario puedan incitar a la violencia.

Además, alegó que la cuenta del mandatario violó sus normas. Los demócratas y algunos republicanos acusan a Trump de fomentar las intenciones de una turba violenta que asaltó el Capitolio el pasado miércoles, una situación sin antecedentes en la reciente historia estadounidense en relación con la cual fallecieron cinco personas. El mandatario había dado un discurso incendiario ante una multitud de partidarios suyos congregados en las proximidades de la sede del Congreso, reunido para validar el voto del Colegio Electoral a favor de su rival Joe Biden, poco antes de que se produjera el asalto.

Trump además estuvo afirmando repetida e infundadamente que la elección ganada por Biden, la cual se produjo en noviembre, fue fraudulenta o robada, afirmaciones de las que no hay evidencia. Y si en el plan político se prepara una acción para apartar al presidente del cargo antes de que termine naturalmente el próximo 20 de enero, otro campo de acción en el que varios actores han intentado limitar las maniobras del presidente ha sido el de la red, en particular canales de difusión como las redes sociales. Twitter, la red más utilizada por Trump a lo largo de su mandato, suspendió de forma permanente su cuenta.

Facebook tomó una medida parecida al congelar su perfil indefinidamente. Google y Apple bloquearon en sus plataformas para descargar aplicaciones Parler, una red social muy utilizada por partidarios del presidente y amplia circulación de mensajes con presuntas incitaciones a la violencia. Y Amazon le negó seguir ofreciéndole servicios de alojamiento. La decisión de Youtube de suspender el canal de Trump, calificada por el propio servicio como un primer aviso al usuario afectado, implica que no podrá subir videos ni realizar emisiones en vivo por al menos siete días, aunque sigue activo, explicó YouTube.

Los comentarios en el canal fueron desactivados de forma indefinida, añadió la plataforma. Según la política de YouTube, un segundo aviso supondría una suspensión de dos semanas, y el tercero, el veto permanente a la cuenta. Estas acciones tomadas por gigantes tecnológicos ha despertado un amplio debate sobre la libertad de expresión en la red.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.