Publicidad

Telemundo Noticias

La cantante reveló que sigue padeciendo las secuelas del COVID-19 que incluso la han llevado a pensar en su muerte con tal de dejar de sufrir.

La salud de Yuri vuelve a estar en el foco de atención. A un año de haber sufrido COVID-19, la cantante ha tenido que enfrentarse a las secuelas que la enfermedad le dejó y ahora se le suma otro problema.

La artista de 57 años reveló que hace varias semanas le diagnosticaron disautonomía, una condición que se produce cuando se dañan los nervios que controlan las funciones corporales involuntarias.

Esto puede afectar la presión arterial, el control de la temperatura, la digestión, la función de la vejiga e incluso la función sexual, según informa Mayo Clinic.

La diabetes es la causa más frecuente de la disautonomía, pero otros trastornos e incluso una infección o algunos medicamentos pueden ocasionarla.

La noticia preocupó a sus fans, pero ella salió a calmar a su público. «A todos los fans que están preocupados, relájense, todo está bajo control. Dios siempre con nosotros. Lo único que el quiere es que tengamos fe», dijo en su cuenta de Instagram.

Entre los síntomas con los que se detecta la disautonomía se encuentran:

  • Mareos y desmayos.
  • Problemas urinarios.
  • Pérdida del apetito.
  • Diarrea.
  • Náuseas o vómitos.
  • Sudar demasiado o muy poco.

Precisamente fueron los desmayos y los dolores de cabeza los que llevaron a Yuri a realizarse estudios, que confirmaron este nuevo padecimientoque se suma a las secuelas que ya sufría por el coronavirus.

Según contó Yuri, su presión arterial ha subido a niveles tan altos que le han provocado fuertes dolores de cabeza, pero ya está bajo un tratamiento para regularla.

Esos problemas incluso la han llevado a pensar en su muerte con tal de dejar de sufrir.

«Digo: ‘oye, si voy a estar viviendo así y mi calidad de vida no es tan bonita. Ay Señor, ¡pues llévame!’ Claro, en ese momento dices: ‘¿cómo que llévame?’ Tengo a mi hijo, tengo a mi hija, tengo a mi esposo, pero sí llega un momento que sí te desesperas, definitivamente», relató al programa ‘Hoy’.

En su momento, cuando la cantante veracruzana informó que estuvo contagiada de coronavirus, platicó que las secuelas fueron difíciles de atravesar, ya que principalmente sufrió de una fuerte diarrea que le impedía hacer sus actividades diarias.

«En diciembre [tuve] muchas diarreas, o sea, yo me hacía casi casi popó en donde cayera… Yo iba y venía, me tuve que poner un pañal casi casi», se sinceró Yuri con la periodista Mara Patricia Castañeda.

Además de la diarrea, contó que le dieron temblores, ansiedad por no poder respirar y caída del cabello, que ya le estaba creciendo gracias a unas vitaminas que le recetó su médico.

Otra de las secuelas que enfrentaba era la pérdida de memoria. «Si se me olvidan mucho las cosas, se me va el avión… Se me borra el casete así feo, o a veces, me entran unas ‘tembelequeras’ (temblores) de la nada, ahora, va pasando», añadió.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.