Publicidad
AP News
BERLÍN — El ministro de Economía de Alemania se pronunció en contra de un embargo a las importaciones de energía rusa, diciendo que podría poner en peligro la cohesión social en el país. Alemania obtiene aproximadamente la mitad de su carbón y gas de Rusia y un tercio de su petróleo.
El ministro de Economía, Robert Habeck, quien también es vicecanciller de Alemania, dijo el jueves que su país necesita «liberarse de las importaciones de energía rusa», pero reconoció que hacerlo llevará tiempo.
Habeck dijo a los periodistas en Berlín que el gobierno está trabajando en una serie de medidas para aumentar rápidamente la independencia energética, incluida la obtención de nuevos proveedores y el aumento del uso de energías renovables.
Minimizó la sugerencia de que Alemania debería extender la vida útil de sus tres plantas de energía nuclear restantes, que están programadas para cerrar este año. Pero dejó abierta la posibilidad de que esto pueda ser considerado, “si ayuda”.
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.