Publicidad

AP News

TORONTO (AP) — El bloqueo de camiones por parte de canadienses que protestan por las restricciones impuestas por el COVID-19 en el país está apretando las tuercas a la industria automotriz, obligando a Ford, Toyota y General Motors a cerrar plantas o reducir la producción en ambos lados de la frontera entre Estados Unidos y Canadá.
La manifestación de parachoques a parachoques entró en su cuarto día el jueves en el Puente Ambassador que conecta Windsor, Ontario, con Detroit, interrumpiendo el flujo de autopartes y otros productos de un lado a otro de la frontera. Mientras tanto, las autoridades estadounidenses se prepararon para la posibilidad de protestas similares de convoyes de camiones en los Estados Unidos, y las autoridades de París y Bélgica también prohibieron los bloqueos de carreteras para evitar disturbios allí.
El Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. dijo en un boletín a las agencias policiales locales y estatales que recibió informes de que los camioneros planean “bloquear potencialmente las carreteras en las principales ciudades metropolitanas” en una protesta contra los mandatos de vacunas y otros asuntos.
Abrir foto
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.