Publicidad

KSBY Noticias

WASHINGTON – El número de estadounidenses que solicitaron ayuda por desempleo se mantuvo sin cambios la semana pasada en 884.000, una señal de que los despidos están estancados en un nivel históricamente alto seis meses después de que la pandemia viral aplanara la economía. La última cifra publicada por el Departamento de Trabajo el jueves aún supera con creces el número de personas que solicitaron beneficios en cualquier semana registrada antes de este año.

Aproximadamente la mitad de los 22 millones de estadounidenses que perdieron sus trabajos debido a la pandemia de COVID-19 han vuelto a trabajar en los últimos meses. Sin embargo, la contratación se ha ralentizado desde junio, y muchas personas que siguen desempleadas ahora dicen que consideran que la pérdida de su empleo es permanente. La incapacidad de Estados Unidos para controlar el virus como lo han hecho otras naciones también está contribuyendo a una desaceleración del mercado laboral.

El país todavía está experimentando uno de los niveles más altos de nuevas infecciones por día, y los analistas creen que los estadounidenses aún se muestran reacios a reanudar los hábitos normales de compra o gasto. Los analistas creen que la economía no comenzará verdaderamente una recuperación sostenida hasta que una vacuna COVID-19 esté ampliamente disponible.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.