Publicidad

Tu Tiempo Digital
Se prevé que el coronavirus le costará a la Ciudad de Santa María al menos $ 3 millones en ingresos por impuestos a las ventas perdidos, su principal fuente de financiación, hasta junio (final del año fiscal). Se anticipa que el severo golpe financiero empeorará, colocando los servicios de la Ciudad en una posición precaria.
«Esto es más que asombroso», dijo el gerente de información pública Mark van de Kamp. «La Ciudad no puede mantener los niveles de servicio o evitar impactos a nuestros empleados a menos que obtengamos ayuda pronto».
En este punto, la Ciudad está realmente a merced de la Legislatura del Estado y el gobierno federal para brindarle alivio y ayudar a salvar este abismo financiero que se agrava rápidamente hasta que la economía se recupere, dijo. El golpe financiero proyectado no incluye pérdidas del impuesto a la propiedad, impuesto a la ocupación transitoria o ingresos por permisos; eso se sumará a la pérdida de ingresos por impuestos a las ventas.
Santa María se encuentra en una emergencia local declarada, bajo un congelamiento de contratación, y ha despedido a 93 trabajadores por hora.
Casi la mitad de los ingresos del Fondo General – 48 por ciento – son impuestos a las ventas, incluido el impuesto a las ventas de la Medida U local. El anuncio del Gobernador del 2 de abril para permitir el aplazamiento de los pagos del impuesto sobre las ventas a las jurisdicciones locales proporcionará el alivio necesario a las pequeñas empresas y protegerá a los trabajadores. La Ciudad sabe que el Gobernador también entiende que los recursos del impuesto sobre las ventas financian a los oficiales de policía, bomberos y muchos otros servicios municipales, incluidos los trabajadores de servicios esenciales que ahora trabajan para combatir la pandemia y mantener segura a Santa María.
Los cierres de hoteles, restaurantes y tiendas minoristas, entre otros negocios, perjudican los impuestos a las ventas y los impuestos a la ocupación transitoria, y la orden ejecutiva estatal de quedarse en casa también está teniendo un efecto negativo en los ingresos por impuestos a la gasolina.
«Sabemos que esta comunidad respalda firmemente a la Ciudad y los servicios de seguridad pública de alta calidad que tenemos, pero esperamos una recesión significativa de los ingresos, lo que resulta en reducciones del servicio», dijo van de Kamp.
Las preguntas pueden dirigirse al Gerente de Información Pública Mark van de Kamp al (805) 925-0951 extensión 2372.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.