Publicidad

Milenio Noticias

La aplicación del Título 42 como medida de expulsión exprés de migrantes de Estados Unidos hacia México durante la pandemia, no solo no redujo los flujos, por el contrario, los incrementó y con ello las muertes, particularmente en el desierto de Arizona.

Además benefició el negocio millonario del tráfico de personas a manos del crimen organizado. La eliminación de la medida implementada desde marzo de 2020 prevista para hoy, fue nuevamente pospuesta ante la presión republicana.

Mantenerla significará más migración irregular y muerte, pero también beneficiará al crimen organizado que recibe millones de dólares por el negocio del tráfico de personas, advierten organizaciones de apoyo a migrantes.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.