Publicidad

Fabiola Navarrete/Tu Tiempo Digital

Afortunada y bendecida me siento por estar aquí una vez más compartiendo otro mensaje de parte de Nuestro Padre. En días pasados el Señor me recordó la importancia que tiene para todos nosotros el que comprendamos que por más que nos angustiemos por la situación económica, política, social y emocional que estamos enfrentando, nada ganaremos. La única manera en la que lograremos solucionar cada uno de estos problemas será dejando todo en manos de Dios pues él más que nadie está interesado en ayudarnos porque nos ama con un amor incomparable.

Jesús nos dejó muchos mensajes al respecto en la biblia, pero hoy quiero que leamos el capítulo 12 de Lucas de los versículos 27 al 31. Jesús aquí se encontraba hablando acerca de cómo el hombre se preocupa por lo que va a comer, a beber y a vestir, siendo que Él es quien da de comer a las aves que ni trabajan ni siegan, cuanto más no hará por nosotros que somos sus hijos. Con respecto a lo que vestiremos en el versículo 27 nos dice: “Considerad a los lirios, cómo crecen, no trabajan ni hilan; mas os digo que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió como uno de ellos”. Y luego continúa diciendo que si viste así a la hierba del campo cómo no los vestiré a ustedes, hombres de poca Fé. Y es justo eso lo que nos falta a todos, tener esa certeza de que Dios estará al pendiente de todas nuestras necesidades y nos vestirá con las mejores prendas.

En el versículos 29 dice “No os preocupéis por lo que habéis de comer, ni por lo que habéis de beber, ni estés en ansiosa inquietud”.  ¿Será que Jesús y Dios nos conocen un poco?. Ansiosa inquietud no es nada más que el stress que nos tiene hoy en día tan agobiados, que nos roba la paz e incluso nos provoca enfermedades. 

Ya hemos visto que estar afanados, es sinónimo de estar preocupados, angustiados, afligidos y estresados. Desafortunadamente esa es una de las cosas que mejor hacemos los seres humanos. Se me viene a la mente esa frase tan conocida entre los mexicanos y que dice: “Estoy con el Jesús en la boca”. Eso significa estar angustiado y es justo todo lo contrario lo que Jesús nos enseña. Si vamos a tener a Jesús en la boca que sea para hablar con denuedo, para expresar palabras que demuestren mansedumbre, humildad, gentileza y que reflejen el amor de Dios, tal como Jesús lo hacía. 

En el versículo 31 Jesús nos dice algo que ya había mencionado antes en Mateo 6:33 en el sermón del monte donde dijo que  buscáramos primero el reino de Dios y su justicia. Aquí en Lucas 12:31 reitera: “Mas buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas. Si nosotros ponemos a Dios en primer lugar en nuestra vida, él se encargará de cubrir todas nuestras necesidades. 

O dicho más específicamente: Si cuidamos de los asuntos de Dios como prioridad, de nuestra salvación, vivimos en obediencia a él y compartimos su mensaje con otros, Dios cuidará de todos nuestros asuntos. Quien mejor que Él para conocer todo lo que necesitamos. 

Con esto no me refiero a que no trabajen, sino a que le otorguen a  Dios siempre la primicia de todo lo que hagan. Que sea Él en el primero en quien pensemos y aunque hagamos distintas actividades durante el día, que sea Dios siempre el que nos guíe en cada paso que damos.

Es mucha la energía física y emocional que gastamos al estar preocupados. Mejor usemos esa energía para orar, leer la Palabra, amarnos y ayudarnos unos a otros y  para servirle a Dios. Eso es justamente buscar el reino de Dios.

Los que hemos experimentado esta nueva forma de vivir al poner a Dios como nuestra prioridad, no dejamos de asombrarnos al ver todo lo que nos manda. A mí me ha tocado ver esa provisión económica de manera literal llegar a mi vida, así como oportunidades de todo tipo tocar a la puerta de mi casa. Y mi testimonio no es nada, comparado al de muchas otras personas. Por eso hoy te invito a que modifiques tu lista de prioridades y pongas a Dios hasta arriba de ella.

Para terminar, les dejo con  esta cita que refuerza lo que acabamos de leer y está en Filipenses 4:19  “Mi Dios, pues suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”. 

Que Dios los mire con agrado y supla todas sus necesidades!!!

Les mando un fuerte abrazo y primero Dios los veo muy pronto!!!

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.