Publicidad

AP News

Cuando todavía sigue en curso la investigación sobre el disparo accidental con un arma de utilería que efectuó durante el ensayo de una película el actor Alec Baldwin, que mató a la directora de fotografía Halyna Hutchins el pasado jueves, y el duelo por la tragedia aún está fresco, sectores de la extrema derecha estadounidense han arremetido sin piedad en contra del intérprete.

Baldwin, uno de los artistas liberales más prominentes de Hollywood, quien se hizo muy popular hace unos años por su interpretación del expresidente Donald Trump en una parodía de «Saturday Night Live», es ahora blanco de ataques en redes sociales de políticos y comentaristas de derecha. En Twitter el hashtag #AlecForPrison fue tendencia el pasado sábado.

El hijo mayor del exmandatario, Donald Trump Jr., puso a la venta este lunes en su web oficial camisetas de 28 dólares con la frase: «Las armas no matan a la gente, Alec Baldwin mata a la gente». El post fue retirado posteriormente. A las pocas horas del tiroteo, el candidato republicano al Senado por Ohio, J.D. Vance, pidió a Twitter que permitiera a Trump volver a la red social que le prohibió tras el asalto al Capitolio. «Necesitamos tuits de Alec Baldwin», escribió Vance dando a entender que sería interesante para los seguidores del exmandatario conocer su reacción al problema en el que está envuelto el famoso actor.

Los mensajes de Vance, Trump Jr. y otras voces conservadoras que han aprovechado la coyuntura para descargar su desprecio político (y personal) contra Baldwin generan críticas de quienes consideran que se burla de una tragedia en la que una persona perdió la vida y destrozó, mientras que otra fue involuntariamente responsable de un crimen. Además, hay varias personas que pueden ser afectadas personal y profesionalmente, por lo que sus vidas se verán afectadas por el episodio. La politización de la tragedia «Literalmente, ni una sola cosa que haya dicho Alec Baldwin sobre Donald Trump y sus partidarios va a envejecer bien», tuiteó la comentarista conservadora Candace Owens. Boebert tuiteó en tono bromista: «Alec Baldwin, ¿todavía están disponibles?». Boebert recibió numerosas críticas.

El actor George Takei dijo que Boebert «no tenía alma». La actriz Rosanna Arquette escribió: «Este fue un accidente trágico y horrible. La Sra. Boebart y usted deberían avergonzarse de haberlo politizado». Boebert respondió: «¡Ustedes, locos de Blue Checks, quieren quitarnos el derecho a defendernos con un arma de fuego, y no saben NADA sobre seguridad básica de armas! Si se tratara de una celebridad conservadora estarían pidiendo su cabeza».

El foco de la investigación La esposa de Alec Baldwin, Hilaria, expresó en redes sociales su pesar por lo ocurrido «Mi corazón está con Halyna. Su esposo. Su hijo. Su familia y sus seres queridos. Y mi Alec. Se dice que ‘no hay palabras’ porque es imposible expresar el shock y el dolor de tan trágico incidente. Corazón roto. Pérdida. Apoyo», escribió. Mientras tanto, las autoridades que investigan el caso, por el cual todavía no han detenido a nadie ni presentado cargos.

El foco está puesto sobre quienes manipularon el arma de utilería que le entregaron Baldwin y terminó matando a Hutchins. Las miradas ahora apuntan hacia Dave Halls, el asistente de dirección que el jueves entregó a Alec Baldwin el revólver. Este lunes se supo que en 2019 Halls trabajaba como asistente de dirección de la película «Freedom’s Path» cuando una pistola cargada se disparó accidentalmente en el plató y estuvo a punto de herir a un técnico de sonido, según informó la productora del filme Rocket Soul Studios en un comunicado.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.