Publicidad

Trevor Irby tenía un futuro brillante y se encontraba por unos meses en el norte de California tras haberse graduado de una universidad de Nueva York; Keyla Salazar, de 13 años, era una menor llena de vida que vivía en San José, mientras que a Stephen Romero, de 6 años, lo describen como «un niño muy feliz»

El más pequeño de las víctimas fue identificado por sus familiares como Stephen Romero. Su abuela, Maribel Romero, dijo que «él era un niño muy feliz”. Al referirse al pistolero, señaló que “debe ser alguien muy enfermo, para dispararle a un niño, en un evento familiar… Solo espero que se haga justicia para mi nieto.

Stephen había celebrado su sexto cumpleaños recientemente en el parque Legoland, en California. Este domingo había ido al Festival del Ajo con su madre y su abuela, mientras que su padre, Alberto Romero, decidió quedarse en casa con su hija de 9 años.

La Oficina del Médico Forense del condado de Santa Clara identificó a la menor de 13 años muerta como Keyla Salazar, residente de San José. Desde la noche del domingo, su familia había recurrido a la red social.

«Eras muy joven para que te arrancaran de nuestros brazos. Todos estamos devastados», escribió su tía Katiuska Pimentel a través de la red social. Sus familiares han creado una cuenta de GoFundme que hasta el momento lleva recaudados más de $8,000.

La víctima adulta fue identificada como Trevor Irby, un joven graduado en 2017 de Keuka College, en el estado de Nueva York. Irby, se encontraba por unos meses en el Área de la Bahía y tenía pensado regresar a la costa este antes de finalizar el año.

Amy Storey, presidenta del centro de estudios, confirmó en un comunicado que Irby es egresado de esa institución y es una de las víctimas del tiroteo masivo en el Festival del Ajo de Gilroy. 

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.