Publicidad

Univision noticias

«Nos despertamos escuchando gritos y ruidos», relata una víctima, «cuando nos despertamos, podíamos ver todo rojo a través de la ventana».

Varias personas murieron y otras están desaparecidas a causa de un incendio que devoró al menos 35 embarcaciones en el río Tennessee, en Alabama, en las primeras horas del lunes.

«Hay algunas muertes confirmadas, pero aún no tenemos un número exacto», dijo Rocky Harnen, subdirector del sheriff del condado de Jackson, a The Associated Press. «Tenemos varias personas que fueron llevadas al hospital por estar en el agua, y algunas sufrieron quemaduras leves»

Previamente, el jefe de bomberos en Scottsboro, Gene Necklaus, dijo que 7personas fueron hospitalizadas y otras 9 estaban desaparecidas en el suceso en la marina del condado Jackson.

Los bomberos recibieron la llamada de auxilio alrededor de las 12:30 a.m.del lunes al parque en el río Tennessee, que tiene una rampa para botes, un muelle y un restaurante.

Harnen dijo que están intentando determinar el paradero de siete personas que tenían espacios en el embarcadero.

«Tenían documentos aquí», señaló. «Eso no significa que estén en el agua y no significa que estén muertos». Estamos intentando encontrarlos».

“El agua era el único lugar al que podían ir”.

Mandy Durham estaba en el bote de su novio cuando estalló el incendio en el muelle B, a unos 50 metros del muelle A, donde está amarrado su barco.

«Nos despertamos escuchando gritos y ruidos», relató. «Cuando nos despertamos, podíamos ver todo rojo a través de la ventana».

«En 15 a 20 minutos, todo el muelle estaba en llamas», dijo. «Todos estos barcos tienen tanques de propano y tanques de gas y eso provoca mucho fuego».

Dijo que la gente saltaba a un bote al final del muelle porque el fuego había consumido la porción central del área y ese era su único escape. Pero luego las llamas se extendieron a ese bote.

«El agua era el único lugar al que tenían que ir», agregó Durham. “Es extremadamente triste. Es horrible.»

Harnen confirmó que numerosas personas lograron escapar lanzándose al agua, pero se desconocía si había víctimas en el río. «Estamos tratando de atraer a los buzos aquí para buscar posibles víctimas en el agua», agregó.

También explicó que ha sido un desafío para los rescatistas llegar a las víctimas.

«Las estructuras dañadas en el muelle han caído sobre los botes, y algunos de los botes se han alejado», dijo. El techo de aluminio y la estructura de madera del muelle quedaron destruidos. Los bomberos también estaban utilizando barreras de expansión en un intento por contener combustible en el agua.

La mayoría de las embarcaciones eran casas flotantes y había gente viviendo en ellas.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.