Publicidad

Telemundo Noticias

Un estudiante asesinó a tres compañeros impulsado por la organización terrorista, según descubrieron los investigadores tras analizar su celular.

Mohammed Alshamrani, señalado como responsable del ataque en diciembre a la estación aeronaval de Pensacola (Florida) en el que murieron tres personas, planeó por años el atentado terrorista, alentado por el grupo Al Qaeda de la Península Arábiga, informaron en conferencia de prensa el Fiscal General, William Barr y el director del FBI, Christopher Wray.

El estudiante, originario de Arabia Saudita, abrió fuego el 6 de diciembre dentro de un salón de clases en la base naval, acabando con la vida de tres compañeros de 19, 21 y 23 años. También hirió a ocho personas, incluyendo dos agentes de alguacil que lo enfrentaron y abatieron.

225

El vínculo entre Al Qaeda y Alshamrani, así como los años de planeación detrás del atentado, fueron descubiertos por el FBI tras examinar sus dos teléfonos celulares.

Tras abrir fuego contra sus compañeros, Alshamrani disparó contra uno de sus dos teléfonos celulares para destruir la información que contenía. A principios de año, el FBI criticó a la empresa Apple por rehusarse a desbloquear los teléfonos, ya que éstos son diseñados para que solo el usuario tenga acceso a la información.

Sin embargo, los técnicos y científicos del FBI lograron desbloquear los celulares, donde pudieron comprobar, sin lugar a dudas, los vínculos de Alshmrani con Al Qaeda, informó el Fiscal General.

«La información de los teléfonos ya ha demostrado ser invaluable para proteger al pueblo estadounidense. Un operativo antiterrorista que tuvo como objetivo a Abdullah al-Maliki, uno de los asociados de Alshamrani, fue realizado recientemente en Yemen», agregó Barr.

El director del FBI indicó que el atacante se radicalizó desde 2015 y que, desde entonces, había estado en contacto con Al Qaeda para realizar un ataque. Su planeación fue metódica: se unió a las fuerzas aéreas de Aabia Saudita con la intención de llegar a Estados Unidos para continuar su educación y conseguir los mejores objetivos contra quienes realizar el ataque.

Desde el inicio, el FBI investigó el ataque como un acto de terrorismo ya que, dos horas antes del ataque, el joven hizo publicaciones en redes sociales en las que criticaba el apoyo de Estados Unidos a Israel y acusaba a los estadounidenses de ser antimusulmanes.

Las autoridades consideran que el tiroteo estuvo motivado por la ideología yihadista.

Durante las vacaciones del Día de Acción de Gracias, Alshmrani había visitado el memorial de los ataques de 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, según la agencia de noticias The Associated Press.

En febrero, la organización Al Qaeda de la Península Arábigapublicó un video en el que aseguraba que, después de años de entrenar al estudiante y de “seleccionar objetivos”, el grupo le había ordenado llevar a cabo el ataque.

En el video, de 18 minutos, se observaba un testamento escrito por el joven, que dice querer atacar Estados Unidos por “razones religiosas”.

Cinco días después de la publicación del video, el líder del grupo, Qassim al-Rimi, murió en un ataque estadounidense, de acuerdo con información de la Casa Blanca.

En enero, 21 estudiantes militares saudíes fueron enviados de vuelta a sus países después de que una investigación revelara que tenían sentimientos antiestadounidenses en sus redes sociales o habían tenido contacto con pornografía infantil.

Con información de NCB News y  The Associated Press.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.