Publicidad

AP News

SACRAMENTO, California (AP) – Los californianos que no han pagado el alquiler desde el 1 de marzo debido al coronavirus pueden permanecer en sus hogares hasta al menos el 31 de enero según una nueva ley estatal que el gobernador Gavin Newsom firmó el lunes por la noche, un día. antes de que expiren las protecciones estatales contra el desalojo. La pandemia ha devastado la economía de California, provocando que millones de personas pierdan sus trabajos cuando el gobierno ordenó el cierre de empresas durante meses para frenar la propagación de la enfermedad.

En abril, el Consejo Judicial de California, la autoridad normativa para el sistema judicial del estado, detuvo la mayoría de los procedimientos de desalojo y ejecución hipotecaria durante la pandemia. Pero esas protecciones terminan el miércoles, lo que significa que los propietarios podrían reanudar los procedimientos de desalojo de los inquilinos que no hayan pagado el alquiler. El lunes, el último día de la sesión legislativa, los legisladores estatales aprobaron un proyecto de ley que prohibiría los desalojos para los inquilinos que no pagaron el alquiler entre el 1 de marzo y el 31 de agosto debido a la pandemia.

El proyecto de ley también prohibiría los desalojos para esos mismos inquilinos hasta el 31 de enero, pero solo si los inquilinos pagan al menos el 25% del alquiler adeudado durante ese tiempo. Newsom firmó el proyecto de ley aproximadamente una hora después de que los legisladores lo aprobaran. En un comunicado de prensa, Newsom calificó la ley como “un puente hacia una solución más permanente” del gobierno federal. “Necesitamos un compromiso federal real de nuevos fondos significativos para ayudar a los inquilinos y propietarios de viviendas con dificultades en California y en todo el país”, dijo Newsom. La legislación no perdona los pagos atrasados. Los inquilinos aún deberán el dinero. Los propietarios pueden pedirle a un juez que ordene al inquilino que lo devuelva, pero no pueden pedirle al juez un desalojo únicamente por no pagar el alquiler en su totalidad. Los inquilinos tendrían que firmar un documento, bajo pena de perjurio, que dice que han experimentado dificultades financieras directamente relacionadas con COVID-19.

Los inquilinos adinerados, definidos como ganadores de un salario de al menos $ 100,000 o el 130% del ingreso medio del área, lo que sea más alto, tendrían que demostrar que no pueden pagar. El proyecto de ley no detiene las ejecuciones hipotecarias para los propietarios cuyos inquilinos han dejado de pagar el alquiler, pero extiende algunas protecciones estatales a las propiedades de alquiler de cuatro unidades o menos, protecciones que antes solo estaban disponibles para las viviendas ocupadas por los propietarios. “A menudo se dice que una señal de compromiso es que ambas partes están insatisfechas, y eso ciertamente es cierto aquí”, dijo el asambleísta David Chiu, un demócrata de San Francisco y autor del proyecto de ley. «Este proyecto de ley es una solución imperfecta y necesaria para una enorme crisis». Patricia Mendoza vive en Imperial Beach con sus dos hijos. Dijo que perdió su trabajo en abril y ha tenido problemas para pagar el alquiler desde entonces. Su asma la pone en mayor riesgo de contraer el coronavirus, lo que le dificulta encontrar trabajo. Dijo que no cree que pueda pagar el 25% de su alquiler mensual de $ 1,500 durante los próximos cinco meses para calificar para la protección contra el desalojo. «Esto no es mi culpa. Soy una mamá trabajadora.

Nunca he pedido ayuda ”, dijo Mendoza, quien ha estado abogando por protecciones contra el desalojo como parte de la Alianza de Californianos para el Empoderamiento Comunitario. “Nunca me consideré pobre. No somos ricos. Soy una madre trabajadora, no somos pobres. Ahora me veo a mí mismo como: somos pobres ”. Ron Kingston, un cabildero que representa a varios grupos de propietarios, dijo que el proyecto de ley es defectuoso porque no requiere que la mayoría de los inquilinos verifiquen que han sufrido dificultades financieras debido al coronavirus.

Dijo que la pandemia también ha sido dura para los propietarios, muchos de los cuales podrían pasar más de un año sin recibir ningún pago de alquiler. «Eso crea una situación realmente difícil», dijo. Chiu dijo que el proyecto de ley es lo mejor que pueden hacer los legisladores al reunir los dos tercios de los votos necesarios para que el proyecto de ley entre en vigencia inmediatamente después de la firma del gobernador. Se ha comprometido a trabajar en el tema nuevamente cuando los legisladores regresen a trabajar en enero. El senador republicano Andreas Borgeas de Fresno, quien votó a favor del proyecto de ley, dijo que cuando los legisladores regresen el próximo año, deberían considerar aprobar un crédito fiscal para los propietarios a quienes se les pagó solo el 25% del alquiler que se les debía. Una propuesta similar presentada a principios de este año no fue aprobada por la Asamblea estatal.

 

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.