Publicidad

Univision Noticias

La agencia dijo que, si bien ha modificado la política respecto a la acción diferida, “no significa el final” del programa, sino que “está remitiendo” a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) los casos para que sea la agencia responsable de las deportaciones la que decida en cada uno de ellos

El gobierno de Donald Trump modificó programas de acción diferida como parte de su política de ‘tolerancia cero’, lo que podría poner en peligro a indocumentados con orden de deportación final, entre ellos padres con niños que sufren algún tipo de discapacidad.

“Las oficinas de campo de USCIS ya no considerarán solicitudes de no militares con acción diferida, sino que enfocarán los recursos de la agencia en administrar fielmente el sistema de inmigración legal de nuestro país”, dijo a Univision Noticias la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) en un comunicado.

“Esta redirección de los recursos de la agencia no afecta a los programas DACA u otras solicitudes de acción diferida procesadas en los centros de servicio de USCIS bajo otras políticas, regulaciones u órdenes judiciales (como la acción diferida de VAWA y la acción diferida relacionada con la lista de espera de estatus de no inmigrante U)”, agregó la agencia federal.

Los beneficiarios

El programa Vawa (Ley de Violencia contra Mujeres) tiene en espera 7,332 solicitudes de protección, de acuerdo con datos de la USCIS. Por aparte, el programa de visa U tiene en espera 239,933 peticiones y el gobierno solo entrega 10,000 visas cada año por mandato del Congreso (algunas víctimas de violencia esperarán más de 23 años para recibir la visa).

En el caso de DACA, la USCIS protege actualmente a 669,080 jóvenes conocidos como dreamers, que entraron al país antes de cumplir los 16 años.

Los tres programas, más las acciones diferidas de deportación a ciertos militares, no serán afectados por el cambio de política, reiteró la USCIS.

El número de acciones diferidas a inmigrantes bajo programas humanitarios no fue proporcionado por la USCIS.

La agencia dijo que, si bien ha modificado la política respecto a la acción diferida, “no significa el final” del programa, sino que “está remitiendo” a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) los casos para que sea la agencia responsable de las deportaciones la que decida en cada uno de ellos.

“Como la acción diferida es un tipo de discreción procesal utilizada para retrasar la deportación de Estados Unidos, USCIS remitirá a ICE para que tome la mayoría de las determinaciones” respecto a si deja o no en el país al extranjero, indicó.

ICE, por su parte, dijo a través de un correo electrónico que «como con cualquier solicitud de acción diferida, revisa cada caso por sus propios méritos y ejerce la discreción apropiada después de revisar todos los hechos involucrados».

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.