Publicidad
WASHINGTON (AP) — Hace un año, Joe Biden conmemoró su primer Día de la Tierra como presidente al convocar a los líderes mundiales a una cumbre virtual sobre el calentamiento global a la que asistieron incluso el presidente ruso Vladimir Putin y el chino Xi Jinping.
 Biden aprovechó el momento para casi duplicar el objetivo de los Estados Unidos de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que llevó al país a la primera línea en la lucha contra el cambio climático. Pero los meses transcurridos desde entonces se han visto empañados por contratiempos.
Las propuestas más radicales de Biden siguen estancadas en el Capitolio a pesar de las renovadas advertencias de los científicos de que el mundo se precipita hacia un futuro peligroso marcado por el calor extremo, la sequía y el clima.
Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.