Publicidad

Milenio Noticias

Remington, fabricante estadunidense de armas, pagará 73 millones de dólares a las familias de nueve víctimas del tiroteo en la escuela Sandy Hook, de Connecticut, que dejó 28 muertos en 2012.

Mientras, un juez federal en Massachusetts aceptó dar una prórroga de un mes a las armerías para responder a la demandada del gobierno mexicano, además de que les permitió continuar su defensa en bloque ante la figura de “amigos de la corte” que formaron otros países al sumarse a este proceso judicial.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.