Publicidad

AP NEWS

SACRAMENTO, California (AP) – Las prisiones de California fueron inconsistentes en la detección del coronavirus a empleados y visitantes, lo que puede haber aumentado el riesgo de propagación, dijo el inspector general del estado en un informe el lunes.

El informe no vincula las malas prácticas con el peor brote, que resultó de una transferencia fallida de presos infectados de una prisión del sur de California a la prisión estatal de San Quentin cerca de San Francisco. Veinticinco reclusos y un oficial penitenciario han muerto allí, aunque las infecciones que en un momento superaron los 2.100 han caído desde entonces a 77 casos activos.

Pero el informe critica al Departamento de Correccionales y Rehabilitación de California por reglas vagas y personal capacitado de manera inadecuada que permitieron que algunos visitantes y empleados ingresaran a las prisiones antes de que fueran examinados adecuadamente.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.