Publicidad

Telemundo Noticias

La Administración Trump ha pedido a la Corte Suprema que elimine la Ley de cuidado de salud asequible, también conocida como Obamacare, en medio de la pandemia de coronavirus y en un momento en el que millones de estadounidenses sin empleo podrían necesitar la cobertura médica. La petición ante el máximo tribunal se produce el mismo día que el Gobierno reportó que casi medio millón de estadounidenses solicitaron cobertura sanitaria a través del portal gubernamental HealthCare.gov, después de que perdieran su seguro de gastos médicos por la crisis económica y cuando los contagios por el COVID-19 siguen repuntando, reportó la agencia de noticias The Associated Press.

La Casa Blanca ha emitido este viernes un comunicado sobre los motivos de su petición al máximo tribunal: “Una pandemia global no cambia lo que los estadounidenses saben: Obamacare ha sido un fracaso ilegal y además ilustra la necesidad de centrarse en la atención al paciente. Limita la elección, obliga a los estadounidenses a comprar planes inaccesibles y restringe el acceso de los pacientes con afecciones preexistentes de alto riesgo a los médicos y hospitales que necesitan», según la nota del portavoz Judd Deere, reportada por NBC News.

Screen Shot 2020-06-26 at 9.45.26 AM

También defendió la actuación de Trump en cuanto al sistema de salud «durante esta pandemia, el presidente Trump continuó trabajando para mejorar la atención médica de manera más amplia, incluida la protección de los vulnerables, las personas con afecciones preexistentes y la reducción de la burocracia para permitir más opciones. El pueblo estadounidense merece que el Congreso trabaje de manera bipartidista con el presidente para brindar atención de calidad y asequible». Será la tercera vez que la Corte Suprema examina esta ley, aprobada el 23 de marzo de 2010. En las dos ocasiones anteriores dictaminó a favor de la ley con los votos de los magistrados liberales y del conservador John Roberts; ahora, pese a los cambios en el tribunal, aún podría suceder lo mismo.

El argumento jurídico del Departamento de Justicia de esta Administración en contra del Obamacare es que perdió su validez cuando el Congreso eliminó el mandato individual, una provisión bajo la cual las personas que no contaran con un seguro debían pagar una multa.

Más de 20 millones de personas están cubiertas por este seguro médico y nada cambiará hasta que la Corte Suprema decida después de las elecciones generales del 3 de noviembre. Además, está en riesgo la cobertura médica de aquellos con condiciones médicas preexistentes. Los candidatos presidenciales demócratas han prometido aumentar la cobertura a 28 millones de personas más que siguen sin seguro médico, aunque difieren en la forma de hacerlo.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, emitió un comunicado en el que calificó de «cruel» la petición de Trump: «La campaña del presidente y los republicanos para arrancar las protecciones y los beneficios de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible (ACA, en sus siglas en inglés) en medio de la crisis del coronavirus es un acto de crueldad insondable». “Si el presidente Trump se sale con la suya, 130 millones de estadounidenses con afecciones preexistentes perderán las protecciones que salvan vidas de la ACA y 23 millones de estadounidenses perderán por completo su cobertura de salud. No hay justificación legal ni excusa moral para los desastrosos esfuerzos de la Administración Trump para quitarle la atención médica a los estadounidenses», agregó.

303

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.