Publicidad

Aleteia

Un incendio en la catedral de Nantes (Francia) conmocionó ayer al mundo. A primera hora de la mañana, varios equipos de bomberos acudieron al templo, una de las maravillas de la arquitectura europea gótica, para apagar las llamas que se propagaban desde el interior.

La Fiscalía ha abierto una investigación y no se descarta que, a diferencia del fuego que destruyó la catedral de Notre-Dame de París, este haya sido provocado.

Todavía es pronto para evaluar los daños, pero se teme que el incendio haya podido afectar a la estructura del edificio. El fuego no está todavía controlado.

La catedral de san Pedro y san Pablo ya sufrió un importante incendio en enero de 1972.

169

 

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.