Publicidad

AP News

AUSTIN, Texas (AP) – Texas puede seguir prohibiendo la mayoría de los abortos después de que una corte federal de apelaciones rechazó el último intento de la administración Biden de detener una nueva ley que se ha convertido en el mayor freno del país al aborto en casi 50 años.

La decisión del jueves podría acercar la ley a regresar a la Corte Suprema de Estados Unidos, que ya permitió que las restricciones entren en vigencia sin pronunciarse sobre su constitucionalidad. La ley de Texas prohíbe los abortos una vez que se detecta la actividad cardíaca , generalmente alrededor de las seis semanas y antes de que algunas mujeres sepan que están embarazadas.

Desde que la ley entró en vigor a principios de septiembre, las mujeres de Texas han acudido a clínicas de aborto en los estados vecinos , algunas horas conduciendo en medio de la noche e incluyendo pacientes de hasta 12 años. La ley no hace ninguna excepción en casos de violación o incesto.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.