Publicidad

AP News

WASHINGTON (AP) — La inflación se disparó durante el año pasado a su tasa más alta en cuatro décadas, golpeando a los consumidores estadounidenses, anulando los aumentos salariales y reforzando la decisión de la Reserva Federal de comenzar a aumentar las tasas de interés de los préstamos en toda la economía.

El Departamento de Trabajo dijo el jueves que los precios al consumidor aumentaron un 7,5% el mes pasado en comparación con el año anterior, el aumento interanual más pronunciado desde febrero de 1982.

La aceleración de los precios varió en toda la economía, desde alimentos y muebles hasta alquileres de apartamentos, tarifas aéreas y electricidad Cuando se mide de diciembre a enero, la inflación fue de 0,6%, igual al mes anterior y más de lo que esperaban los economistas. Los precios habían subido un 0,7% de octubre a noviembre y un 0,9% de septiembre a octubre.

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.