Publicidad

LA Jornada

Ciudad de México. En su segundo Informe de labores, entregado ayer al Congreso capitalino, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, destaca su política de austeridad y gasto eficiente, lo que le permitió avanzar en el apoyo a los grupos más vulnerables y de escasos recursos, así como enfrentar de mejor manera la emergencia sanitaria por Covid-19, a la que hasta el segundo trimestre del año se han destinado 4 mil 899 millones de pesos, incluyendo apoyos por las afectaciones económicas de la pandemia.

Desglosado en seis grandes rubros: igualdad de derechos, sustentabilidad, movilidad, cultura, seguridad y educación, dedica un amplio espacio al trabajo realizado para contener la pandemia del nuevo coronavirus, en la que, asegura, se ha garantizado el derecho a la salud de los capitalinos, en balance con el bienestar de las personas y sus familias. El Informe resalta que para afrontar el Covid-19, a diferencia de otras entidades y otros países, su gobierno apostó por un esquema democrático que apelar a la libertad y responsabilidad de las personas, sin imponer toques de queda o multas a quienes no siguieran las medidas sanitarias, como el uso de cubrebocas.

Resalta que la atención de la pandemia se hace con evidencia científica y que además de fortalecer el sistema de salud local y la capacitación del personal médico, se echó mano de las tecnologías para la detección y seguimiento de casos de Covid-19. Aunado a ello, se han entregado apoyos directos a la población más vulnerable, así como a las pequeñas y medianas empresas afectadas por la crisis económica generada por la pandemia, con el reforzamiento de programas sociales e implementación de diversas acciones, como la entrega de créditos. Entre los apoyos menciona los otorgados a familiares de 6 mil 395 fallecidos por la enfermedad, así como la expedición gratuita de mil 300 certificados de defunción y mil 750 servicios de traslado y cremación, entre otros servicios. Asimismo, destaca que funcionarios de su administración, incluida ella, donaron más de 14 millones de pesos que se destinaron a hacer frente a la pandemia.

Todas estas acciones, subraya, han sido transparentadas a la opinión pública. En cuanto a la política de austeridad, precisa que se lograron ahorros por 261 millones de pesos en un año en la adquisición de vales, chalecos balísticos, llantas, cámaras, papelería, seguro de trabajadores y gasolina por medio de compras consolidadas. Ello, en contraposición a los procedimientos opacos, con sobreprecios y débiles controles sobre la calidad aplicados por la anterior administración. Apunta la mandataria en su Informe que en el Fondo de Ahorro Capitalizable se logró un ahorro de 131 millones de pesos y se pudo entregar un mayor monto a los trabajadores en agosto.

18

Publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.